24 FEB 2021

EL SEGMENTO OTT CRECE EN AMÉRICA LATINA A EXPENSAS DE LA TV PAGA

Durante su webinar titulado "The evolution of the OTT market in Latin America", Ampere Analysis analizó el presente del segmento OTT en América Latina y cómo su crecimiento propició una baja sostenida de la televisión paga.

Share

La televisión paga sigue perdiendo terreno en América Latina, mientras el segmento OTT no deja de crecer. Tras un pico de 60 millones de abonados que se dio en 2016, la TV paga empezó a experimentar una baja sostenida que fue propiciada, en gran medida, por los servicios por suscripción on-demand, según confirmó Ampere Analysis durante su webinar titulado "The evolution of the OTT market in Latin America".

Tomando como referencia a los principales países de la región - Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, México, Perú y Uruguay -, Ampere descubrió que la penetración de la TV paga está disminuyendo en la mayoría de los territorios. De estas pérdidas, prácticamente todas se dan en satélite, mientras que el IPTV está en aumento.

Por otro lado, la banda ancha sigue mostrando fuertes síntomas de crecimiento. La suba más notoria se dio en Ecuador, donde se incrementó en un 266% entre 2011 y 2020. Esto se debe, en parte, a que los mayores proveedores de la región suelen empaquetar otros servicios fijos junto con la banda ancha, lo que lo a la vez que ayuda al crecimiento del IPTV.

Actualmente, Brasil es el único mercado de la región en donde la penetración SVOD ya superó a la de la televisión paga. En contraste, Argentina se presenta como el único mercado de América Latina en donde la TV paga todavía muestra un crecimiento significativo, dado que en la mayoría de los demás territorios las subas solo se ven reflejadas en el terreno OTT.

Así y todo, son relativamente pocos los hogares en la región que actualmente tienen más de una suscripción OTT. Fuera de los tres mercados más grandes - Argentina, Brasil y México -, la adopción se dificulta por el número limitado de SVOD disponibles. Aquellos hogares que sí cuentan con varias plataformas, los denominados “multi-SVOD”, suelen ser bastante más específicos: tienen mayores ingresos y a la vez pagan por otros servicios de video.

Otro aspecto destacado de la investigación de Ampere Analysis es que los consumidores en América Latina invierten cada vez más tiempo en servicios de video. Durante el tercer trimestre de 2020, el 88% de los encuestados admitió ver videos online de forma diaria. Por el contrario, mientras la visualización VOD es cada vez mayor, la de los canales de TV es cada vez más baja. A su vez, los usuarios cada vez tienen más acceso al contenido por suscripción.

Analizando en detalle cada plataforma, la investigación descubrió que Disney+, lanzado en noviembre de 2020, está cerca de alcanzar a Amazon Prime Video, un jugador mucho más establecido en la región. De hecho, según estimaciones de Ampere, lo podría llegar a hacer este año, lo que demuestra el enorme espacio que tiene la plataforma de Disney para crecer en el continente.

HBO Max, que se lanzará en América Latina en junio, podría ser otro caso de éxito, basándose en la popularidad de la marca en la región. En la actualidad, el 25% de los consumidores de Argentina y México están suscriptos a los canales de HBO. A su vez, estas personas tienen un promedio de tres suscripciones OTT en sus hogares y suelen mostrar una preferencia clara por el contenido estadounidense, por lo que la contratación de HBO Max, en estos casos, parece casi segura.

Para finalizar el webinar, la investigadora aseguró que el OTT seguirá tomando notoriedad en América Latina, y que, de hecho, podría crecer nueve veces más en la región. Cuanto más económicos sean los precios de los planes que ofrecen los streamers, más chances tendrán de maximizar las bases de suscriptores. Si la tendencia de pasar de la TV paga a las OTT se mantiene, los latinoamericanos dejarán en claro que todavía tienen lugar en sus hogares para seguir incorporando servicios SVOD.

Por Federico Marzullo