Film&Arts traerá el “Concierto de París” a su pantalla

El espectáculo, que se emitirá el 14 de julio, se realizará al pie De la Torre Eiffel y en él participará la orquesta Nacional de Francia, dirigida por Cristian Mäcelau y acompañada por el Coro de Radio France.

Compartir

Film&Arts llevará hasta las pantallas de América Latina el tradicional “Concierto de París”, el show anual con el que el pueblo francés conmemora la fiesta nacional de la Toma de Bastilla. Este 14 de julio, el espectáculo se realizará la piel de la emblemátcia Torre Eiffel, en el que se espera la participación de muchas estrellas de la música y que concluirá con una exhibición de fuergos artificales.

La orquesta Nacional de Francia culminará su temporada parisina con una reunión al pie del reconocido monumento. Dirigida por Cristian Mäcelau y acompañada por el Coro de Radio France, la orquesta ejecutará grandes y famosos piezas en compañía de solistas, como el pianista Lang Lang, la soprano Nadine Sierra, el tenor Stanislas de Barbeyrac, la mezzo-soprano Gaëlle Arquez, el violonchelista Gautier Capucon, el bajo-barítono uruguayo Erwin Schrott, el violinista Leonidas Kavakos y el tormpetista Wynton Marsalis, entre otros. 
 
La Torre Eiffel y los fuegos artificiales están estrictamente ligados. El primer espectáculo celebrado en la torre fue el 14 de julio de 1888, cuando ni siquiera había acabado todavía su construcción. El 17 de junio de 1989, el ayuntamiento de París organizó un homenaje a los 100 años de Historia en torno a la Torre. Cantantes, bailarines y acróbatas, rodeados por juegos de luz y rayos láser multicolores, participaron en un mágico evento de una hora de duración. 
 
El 31 de diciembre de 1999, la Torre Eiffel dio la bienvenida al año 2000 con un espectáuclo, un baile de fuego y luz, que fue retransmitido por 250 canales de televisión de todo el mundo. Para 2009, en conmemoración del 120 aniverario, se realizó un concierto con Johnny Hallyday en el Campo de Marte, para después hacer un show de magia, fuego y, por primera vez, de impresionantes proyecciones de vídeo, que inundaron el cielo parisino. La Torre llegó incluso a bailar sobre sus pilares y a girar sobre sí misma al ritmo de la música, para deleite de las más de 700 mil personas congregadas en el Campo Marte. 

Notas relacionadas