8 ABR 2020

MAR MARTÍNEZ-RAPOSO: “EL RETO DE ATRESMEDIA ES INFORMAR Y OFRECER ENTRETENIMIENTO DE CALIDAD”

La Directora de Atresmedia Internacional, explica cómo la compañía se está adaptando a los tiempos de coronavirus y aislamiento social. Define contexto y desafíos, al tiempo que redefine el compromiso con sus audiencias.

Compartir

Atresmedia Internacional venía sosteniendo una marcada expansión de sus negocios en América Latina. A la presencia de sus canales Antena 3 Internacional, ¡Hola! TV y Atreseries, en agosto pasado incorporó la señal Atrescine a la oferta de DirecTV en América Latina; ya en enero de este año hizo lo propio con su canal más nuevo adicionándolo a la grilla de IZZI en México, donde ahora también operan sus cuatro canales. Pese al coronavirus, en este mes de abril incrementa su presencia en la región con la presencia de Atreseries en Movistar Colombia, accediendo así a paquetes de mayor distribución respecto de los que tenía hasta ahora. No obstante, el nuevo contexto provocado por la pandemia ha repercutido en cambios inesperados en la compañía española.

“Nuestra casa matriz en España ha dispuesto la paralización de todas nuestras producciones. Desde programas de concursos, que ya no se pueden hacer con público en los platós, hasta grabaciones de series. Esa paralización nos obliga a repetir algunos programas y a adaptar otros” cuenta Mar Martínez-Raposo, Directora de Atresmedia Internacional. Como ejemplo, la ejecutiva destaca lo ocurrido con “El Hormiguero”, programa de entretenimiento que ocupa el prime time de Antena 3. “El programa es un formato diario que brinda una entrevista en plató con un personaje famoso. Por el contexto del coronavirus nos vimos obligados a cambiar y para hacerlo debimos estar una semana fuera del aire. Ahora el programa sale con la presencia de algunos colaboradores en el plató, pero sin público, y con la entrevista hecha desde la casa del famoso. Ese programa se ha podido adaptar, pero hay otros formatos en los que no se ha logrado”, asegura.

Por otra parte, también explica que las dificultades son enormes a la hora de producir con los equipos informativos. “Ellos están sometidos a unos riesgos más grandes, y todo eso hay que tenerlo en cuenta a la hora de diseñar las rutinas del área de noticias”.

Martínez-Raposo sostiene que las circunstancias son las que son y hay que adaptarse porque no queda otro remedio. “Estamos viviendo un tiempo sorprendente en lo que respecta al aumento del consumo audiovisual en general, y de la televisión en particular. Estos tiempos de confinamiento familiar hacen que la única ventana al mundo, prácticamente, sea el entretenimiento audiovisual y allí las cadenas de televisión tienen una misión fundamental. Por un lado esto es muy bueno porque se concentra mucha gente a vernos en pantalla; pero a la par hay una caída enorme de las campañas publicitarias puesto que la economía está prácticamente parada en medio mundo y por lo tanto los ingresos no llegan, haciendo sufrir mucho a las empresas que viven de la publicidad.”

Para terminar de definir el contexto, la ejecutiva también aborda la situación de la TV Paga. “Los operadores están tratando de adelantarse a las posibles dificultades económicas que van a tener sus abonados, con esta paralización económica. En consecuencia, están ofreciendo paquetes de canales en mejores condiciones. A eso debemos sumarle la subida del dólar y la caída del petróleo que afecta mucho a algunas de las economías críticas del continente latinoamericano, como son los casos de Colombia y México. Todo esto, metido en una coctelera, hace que la situación económica de la industria sea muy complicada”, completa. 

Se le señala que todo el mundo habla que la televisión paga está en proceso de transformación y se le pide si puede determinar en qué punto se encuentra hoy. Martínez-Raposo cree firmemente que los cambios son permanentes y define. “No sé si estamos al principio o en medio, pero lo que es seguro es que estamos en pleno momento de mutación. A veces no nos damos cuenta, pero los cambios se dan en forma constante. Nunca nada es igual de un día para otro, todo cambia. En estos momentos, el cambio se está dando de una manera muy rápida y empujado por elementos externos, no es un cambio intrínseco. Eso es quizá lo que nos pone más nerviosos, pero creo que finalmente todos ganaremos en esta transformación.” En este sentido, la ejecutiva española asegura que los cambios tecnológicos han sido sostenidos por los grandes operadores, y vislumbra que llegará a medianos y pequeños. “Hasta ahora los grandes operadores se alinearon creando sus propias OTT y Web TV para dar servicios a sus abonados en todos los dispositivos. Lo han hecho de manera rápida y se han adaptado a las nuevas necesidades de los consumidores. En breve, empezaremos a ver cómo los medianos y pequeños operadores se irán adaptando para incorporar a sus propuestas los cambios tecnológicos.”

Precisa por qué estos cambios que experimenta la industria los ha beneficiado. “Hace años iniciamos con un único canal lineal, Antena 3 Internacional; luego crecimos y alcanzamos a constituir una oferta de cuatro canales lineales integrada también por ¡Hola! TV, Atreseries y Atrescine. Los cambios tecnológicos fueron los que nos permitieron desarrollar una propuesta de contenido complementario, en formato de catch up o de VOD, que hoy ofrecemos a los operadores y que ellos trasladan a los abonados. Eso es lo que nos ha permitido enriquecer la oferta; el contenido es el mismo, solo debimos adaptarlo para que estuviera disponible a cualquier hora en cualquier momento y a través de cualquier dispositivo. Y el primer beneficiario es el espectador que ahora tiene propuestas más ricas.”

Martínez-Raposo remarca que en la experiencia de Atresmedia Internacional resulta derterminante ser dueño de los contenidos que emite. “Nos ha tocado ver cómo ciertos canales quedaron fuera de las grillas de los operadores porque no podían ofrecer un contenido complementario, dado que se limitaban a canales lineales. Ser productores y disponer de los derechos hace a la diferencia porque amplía el posicionamiento en el negocio.”

Consultada acerca de la importancia que tiene el mercado hispano de los Estados Unidos para Atresmedia Internacional, da cuenta de su relevancia y de los esfuerzos que está haciendo la compañía para abordarlo. “Para nosotros es un mercado fundamental por la envergadura económica que posee. Los operadores de los Estados Unidos son muy potentes, con mucho músculo económico, y el segmento hispano es un mercado que no ha sufrido las mismas caídas que el mercado en general. Se mantiene con crecimientos estables y es muy fiel, por eso muchos operadores le están apostando fuerte. Nosotros tenemos presencia prácticamente con todos los operadores, en algunos con todos los canales y en otros no, pero estamos con un margen de crecimiento importante.”

La lectura crítica de la ejecutiva incluye un análisis respecto del compromiso que se genera a partir de la presencia de tantos telespectadores al otro lado de la pantalla. “Como medio de comunicación, este momento nos enfrenta a un doble compromiso. Por un lado, la calidad de la información que ofrecemos; esto es cómo contamos a esos espectadores lo que está pasando en el mundo. Porque no sólo somos sus ojos y oídos, somos un medio confiable. En este sentido, tenemos un canal como Antena 3 muy enfocado a la actualidad y al seguimiento informativo que está haciendo un gran esfuerzo con todos sus equipos. El otro desafío es cómo mejorar las horas de entretenimiento y nuestra oferta televisiva para que los espectadores estén en condiciones de aprovechar y disfrutar este momento. Son los dos retos bien claros: informar bien y ofrecer entretenimiento de calidad”, sentencia Martínez-Raposo.

Para finalizar, la ejecutiva deja un mensaje a la industria: “Nos toca hacer un esfuerzo añadido, como personas individuales y como industria. De la mayor exposición ante las audiencias, lo que debemos conseguir es que cuando todo esto pase elijan quedarse con nosotros. Este contexto también constituye una oportunidad para fidelizar. Hemos pasado por momentos difíciles y también tendremos que afrontar otros en el futuro. No tengo dudas, lo superaremos y saldremos fortalecidos”, concluyó.