Chile Media & Content: Tendencias de negocio y la igualdad de género en el mundo audiovisual

"Las nuevas tendencias del negocio audiovisual" y "La igualdad de género en la industria audiovisual" fueron los dos paneles que protagonizaron la primera jornada del evento organizado por Grupo Isos.

Compartir

Tras la mesa de apertura y palabras de bienvenida, inició Chile Media & Content 2021 Summit con dos paneles que nutrieron el debate de la primera jornada del tradicional show de Grupo Isos. Por la mañana tuvo lugar el panel "Las nuevas tendencias del negocio audiovisual" en el que participaron Daniel Padilla, Co-Founder & CEO de OnePlay; Silvana Lettieri, Country Manager de Directv Uruguay; Sebastián Snaider, VP Partnerships y Account Management de Starzplay; y Gustavo Morandé, Fundador & CEO de Zapping. Presentado por Mario Bossolasco, CCO de Grupo Isos, contó con la moderación de Galé Mallol, Presidenta de ASOTIC, la Asociación de Operadores de Tecnologías de Información y Comunicaciones de Colombia.

Los contenidos abordados por los participantes giraron en torno a grandes cambios en la distribución de contenidos originales y estrenos de cine, así como los cambios tecnológicos y el contenido on-demand. El primer eje tratado fue el impacto de las OTT en Latinoamérica y su relación con los modelos de negocio. Daniel Padilla destacó el concepto de la complementariedad y aseguró: "Ya no existe un único rey del negocio. No solo desde la forma en que podemos trabajar la distribución de los formatos y las distintas experiencias de contenido, sino además como un verdadero complemento en el modelo de negocios, sobre todo porque viene a expandir la industria y nos permite ganar territorios absolutamente diferentes."

En esa misma línea, Silvana Lettieri declaró que la complementariedad llegó para hacerce cargo de la transformmación que estamos viviendo. "No solo en términos del negocio y de la tecnología, sino también de cómo han cambiado los hábitos de consumo de los usuarios, que fue lo que obligó a la industria a buscar opciones para dar respuesta a esos nuevos requerimientos. En el caso de Directv, integrando contenido de manera diferenciada en una única plataforma", dijo. 

Padilla y Lettieri coincidieron en que el negocio tradicional era visto desde el ámbito geográfico y que eso también cambió porque las OTT les permiten estar en todos lados de una forma más rápida y sencilla.

Consultado por Galé Mallol acerca de si estas plataformas continuarán siendo primera ventana de exhibición, Sebastián Snaider evaluó muy positivamente lo que está ocurriendo con las películas y las series. "Evidentemente, el paso del theatrical a las plataformas OTT está dando cuenta de una nueva forma en que se están estrenando los contenidos. Y esto se evidencia claramente en el estreno de películas y especialmente de las series", al tiempo que remarcó que en el caso de Starzplay el objetivo es "ofrecer contenido super relevante, que sea de primera ventana porque el consumidor quiere ver contenido de primera mano, que no haya visto en otra plataforma."

Gustavo Morandé reconoció que la modalidad de estrenar en plataformas antes que en el cine o de estreno en forma simultánea, ha cambiado definitivamente la forma de consumir los contenidos. No obstante, puntualizó que esta estrategia no va a terminar con el cine ni con la televisión paga porque lo que afianzará es una manera de consumo diferente y cada quien va a privilegiar la experiencia que más crea conveniente. "Zapping es una OTT que está en un híbrido, más cercano al de Directv que a Starplay, porque somos contenido lineal. Pero justamente hemos innovado un montón en tecnología para poder potenciar la experiencia de consumir televisión lineal. Cómo hacerla mejor y potenciarla, porque sabemos que son instancias de consumo distintas".

A propósito de los modelos híbridos, Silvana Lettieri indicó que cada mercado tiene su propia evolución en tendencias de consumo de TV paga. "Nosotros advertimos que en Estados Unidos, el mercado se contrae de forma sostenida a lo largo de mucho tiempo; sin embargo, esto no puede replicarse en América Latina porque hay otras condiciones: no todos los usuarios están bancarizados y la cobertura e infrestructura de internet no es la misma, razón por la cual no todo el mundo tiene la posibilidad de disfrutar de contenidos únicamente a través de plataformas". En este sentido, evaluó que la región es muy diversa y ofrece casos muy diferentes. "Indudablemente, este es un aspecto que hace que la televisión paga siga creciendo en Latinoamérica, al menos por un tiempo más. Y en ese tiempo, los operadores también estamos adoptando nuestros modelos de negocio."

Para Sebastián Snaider, la industria está experimentando una diversificación en los modelos de negocio. "En el caso de los cableoperadores, están reinventándose y analizando diferentes modelos de comercialización, lo que nos abre nuevas oportunidades a las OTT", asegurando que, por más que haya cierto declive, la TV paga no va a desaparecer. "Creo que tenemos algunos años todavía, antes de ver algún tipo de reducción del negocio". Y en cuanto a modelos híbridos, distribución de contenidos y su relación con las casas productoras, evaluó que "expanden el negocio, puesto que hay modelos de producción que funcionan para televisión abierta y otros que funcionan para OTT. La diversificación de plataformas, posibilita también la diversificación de modelos de negocio y aumento de ofertas respecto de la producción de contenidos", enfatizó.

Invitados a reflexionar hacia dónde creen que el modelo se va a desarrollar, Daniel Padilla expresó que no va a haber un solo modelo y que las pantallas van a apuntar a la simplicidad, dependiendo muchísimo de variables tales como el país, la región y la franja etaria. "Por un lado tenemos un público +40 donde la simplicidad es un punto muy importante; y por otro, los más jóvenes, donde la diversidad de contenidos y pantallas son determinantes."  El ejecutivo de OnePlay puso blanco sobre negro una situación muy propia de nuestra región: "En Latinoamérica, no hay nada más fácil que vender y nada más difícil que cobrar". En este sentido, sostuvo que el precio es un desafío porque la cuota de entreda es muy alta. "A la pandemia sanitaria se le sumó la pandemia económica que hace que otros modelos de negocio tengan mucho más protagonismo o relevancia en cuanto a sacar dinero del bolsillo de los consumidores que deben pagar entre USD 30 y 40 para tener una oferta de contenidos básica para después ir apuntalando. Por eso, propuestas de entre USD 5 y 8 calzan perfecto y son muy interesantes", evaluó.

Por otra parte, Padilla hizo hincapié en otro punto del modelo de negocios: la posibilidad de compartir usuarios que ofrecen las plataformas OTT. "El cable en su forma tradicional, aunque en Directv es un poco más fácil para compartir, se hace muy difícil. Eso también diferencia a la TV paga de los OTT, donde un usuario no es un cliente. Ese es un desafío económico que va a tener que enfrentar la industria digital porque la visualización tiene un costo muy elevado". Para el ejecutivo será clave hacer que que la intención de pago se concrete en los distintos países. "No es lo mismo operar en Uruguay, que está muy bien bancarizado y que cuenta con muy buena digitalización, que hacerlo en Brasil y Argentina o en otros países que están más lejos todavía. Si el modelo no va hacia un billing tradicional, donde pongo a los ISP, a los cableoperadores y a las telcos, será muy dificil poder captar el bolsillo del usuario", concluyó.

Igualdad de género: brecha, empoderamiento y cuestión de oportunidades 

Por la tarde se realizó el panel "La igualdad de género en la industria audiovisual". Participaron Liliana Parodi, Directora de Programación y Contenidos de América TV; Pamela Gidi, Consultora Internacional y ex Subsecretaria de Telecomunicaciones de Chile; Michéle Ravilet, CEO de 929 Productions; y Ángel Melguizo, VP de Asuntos Externos y Regulatorios de AT&T Vrio Latinoamérica. Tambien presentado por Mario Bossolasco, la moderación estuvo a cargo de Virginia Cervieri, Presidenta de REDDER y CALPYC.

En su rol de moderadora, Cervieri rompió el hielo consultando a sus panelistas si en verdad existía un empoderamiento de los hombres en la industria audiovisual. Rápidamente, Pamela Gidi recogió el guante e hizo un planteo a la inversa, dejando a las claras cuatro factores neurálgicos que dan cuenta de brecha existente en la industria audiovisual a nivel regional: las dificultades de acceso, la desigualdad en el trato, la falta de reconocimiento y la representación femenina en espacios de liderazgo.

Haciendo referencia a la brecha de genero en las posiciones de liderazgo, Liliana Parodi se autodefinió como una excepción a la regla, dejando en claro que fuera de su posición, todos sus colegas son varones. "Desde el #MeToo en adelante, todo parece indicar que la participación va a mejorar, pero venimos de una historia donde las posiciones tradicionales son masculinas. Un ejemplo claro es la parte técnica", puntualizó. La Directora de Programación y Contenidos de América TV explicó que su equipo de trabajo está integrado por ocho mujeres; no obstante remarcó que esa decisión no fue producto de una política. "Nunca fue decision de la empresa que fueramos mujeres. Eso sí, somos personas que estamos disponibles los 7 días de la semana todo el tiempo."

Parodi reconoció que existe un lugar masculino vinculado con la historia, las jefaturas y el liderazgo; pero yendo más a fondo, remarcó que las audiencias también tienen un componente machista a la hora de elegir la conducción de un programa de entretenimientos o de seleccionar la cara visible de un noticiero. En este sentido, instó a empezar a prepararse para ocupar los lugares.

Michéle Ravilet, basada en Canadá pero con trayectoria en América Latina, argumentó que más que de igualdad de género se trata de un tema de oportunidades. "En Latinoamérica existe un tema cultural vinculado con la formación en cine y televisión". Aseguró que, a nivel de producción, no son comunes las mujeres que aplican al área técnica desde la formacion; sin embargo, reconoció la fuerte presencia femenina en el mercado de la compra y venta de contenidos en el mercado internacional. "Si bien son mujeres que trabajan para los dueños o los CEO masculinos, hay una gran mayoría de directoras de adquisición que se destacan". 
Por otra parte, indicó que en festivales, los directorios son comandados por hombres y que eso marca un impacto en términos de premiación. "Salvo en los Emmy, que está comandado por mujeres; pero lo que falta es impulso en la formación", añadió.

Ángel Melguizo, el único hombre del panel, inició su intervención partiendo de una sentencia categórica: "La recuperación de Latinoamérica sera equitativa en terminos de genero o no será". En este sentido, se mostró partidario de que las excepciones no sean los ejemplos a celebrar, sino que sea un proceso natural. "Claro que -enfatizó- corremos el riesgo que al ritmo que vamos tardaremos 200 años". El ejecutivo no dudó en afirmar: "Con más mujeres en los directorios de las empresas, no solo mejorarían los resultados sino que ganaríamos USD 3 millones. Somos feministas porque es justo y es imperativo", sentenció.

Cervieri aseguró que la igualdad está, pero que muchas veces es la mujer la que tiene que tomar la oportunidad y en general no ocurre. "No porque no queremos, no podemos. Nos cuesta más tomar las oportunidades".

En consonancia con la moderadora, Michéle Ravilet refirió a lo difícil que es, tanto para las mujeres como para los hombres, la producción de cine y televisión. "Es muy duro porque no permite la relacion estable entre las parejas debido a la necesidad de no parar de producir. Es un desafío enorme ser madre y productora, lo dice quien ha constituido una familia monoparental. Es muy complejo abandonarla, para vivir de su pasión; del mismo modo en que no es lo mismo hacer producción independiente que realizarla desde un canal".

Parodi reconoció el valor del paraguas protector del canal respecto de quienes producen de forma independiente; no obstante, marcó que, en su experiencia personal, no siempre tuvo el mismo liderazgo. "Aguanté la discriminación... aguantando en el mal sentido, pero siempre estuve atenta a las oportunidades. Yo estaba siempre ahí: mi merito es ser cazadora de oportunidades. Las oportunidades se van abriendo y las vas tomando, pero no existe un fomento especial desde las empresas".

A estas alturas, Gidi introdujo al debate la cuestión de la generación del contenido. "Todos estamos preocupados por la cuestión de género, pero se necesita traducir en acciones concretas. La equidad es importante en todas las industrias, pero el audiovisual es especificamente importante porque ayuda a construir la sociedad que queremos tener. Es imperioso poder reflejar la igualdad en las pantallas, libres de estereotipos y violencias de género. El rol de la equidad de género tiene un peso importante porque influye en la industria y en la sociedad en su conjunto", manisfestó.

Por su parte, Melguizo destacó tres acciones concretas que ha implementado en su gestión y tiene que ver con los modelos que logren exhibir mujeres en posición de liderazgo para que las niñas puedan apreciarlo y adviertan que es posible. "Primero, recordar la necesidad de la presencia femenina en cualquier foro; segundo, evitar discriminación en los procesos de selección; y tercero, trabajar en torno a las normas sociales que son las que producen la discriminación que no vemos y alimentamos". En este sentido, definió un eje preciso: "construir una industria plural, equitativa e igualitaria".

Ravilet reclamó a los nuevos industriales de la televisión -gente ajena al medio- a dar oportunidades a directoras, productoras, guinistas, entre otras. "Existe una vision sesgada de la televasión para la gente. Vayan y acepten las propuestas de mujeres, escuchen a las mujeres y los creativos."

Gidi expresó que espacios de debate y reflexión como este panel contribuyen a sanar las brechas de género. No obstante, instó a medirlas ya que "todo lo que se mide, mejora" y dijo que "hay que hacerlo en cada industria y en cada país". También se mostró partidaria de las coutas. "No podemos esperar que el mercado cambie; por eso creo en las cuotas, en la discriminación positiva". Finalmente, invitó a las asociaciones que ayuden a mujeres a crear redes de apoyo y dar visibilidad a las competencias de las mujeres.

Por Aldo Bianchi