20 SEP 2021

Investigación de Globo revela la intención de compra de los consumidores brasileños

La falta de experiencias externas, la adaptación a nuevos escenarios y la reanudación paulatina de los sectores afectados son temas que aborda el estudio.

Compartir

En el marco del Latam Retail Show, Globo presentó el estudio "El Consumidor brasileño pos-pandemia: prioridades de consumo". Realizada a partir de entrevistas a 1.700 personas mayores de 18 años, de las clases ABC de todo Brasil, recolectadas entre el 24 y el 25 de agosto, la encuesta indica que la pandemia afectó directamente la vida financiera de los consumidores, pues el 53% de ellos declaró que debía recortar el gasto. La presentación estuvo a cargo de Tatiana Souza, Head de Venta Minorista, y Henrique Simões, Head de Insights en el Área de Inteligencia de Mercado para el segmento.

Algunos de los servicios más afectados por la caída del consumo fueron el turismo (41%), el ocio (60%) y la vestimenta (50%). Sin embargo, el reporte indica que la población es optimista sobre la recuperación: alrededor del 30% de los encuestados cree que estará mejor financieramente en 2021.

Por tanto, entre las compras a corto plazo destacan la ropa (que representa el 48% de las intenciones de compra a corto plazo), el autocuidado, el turismo y el ocio, así como las bebidas alcohólicas. Los temas de salud también deberían volver a la agenda del consumidor brasileño. La salud física (33%) y la salud mental (24%) son tipos de consumo que deberían aumentar en el año 2021.

Comportamiento del consumidor

La pandemia y el distanciamiento social también implicó un cambio en la forma en que el cliente consume los bienes. Muchos de ellos planean salir solo una vez cuando necesitan comprar (55%) y prefieren que alguien les explique el producto antes de decidirse por la compra (59%).

Para el online, los intercambios han sido un tema delicado. Para el 63% de los consumidores, intercambiar productos comprados a través de Internet es una experiencia difícil, mientras que el 52% revela que el exceso de información disponible dificulta el proceso de compra.

La experiencia del consumidor es muy valiosa para los clientes. Por lo tanto, el 72% de los encuestados dice que busca productos con mejor calidad, incluso si el costo es mayor. Además, afirman que se prefieren las marcas que se preocupan por el medio ambiente (86%).