17 JUN 2021

LOS LATINOS EN ESTADOS UNIDOS PREFIEREN LOS SERVICIOS AVOD

El 46% de los latinos en los Estados Unidos prefieren consumir servicios AVOD en lugar de TV paga (20%), ad-supported subscription video-on-demand (16%), SVOD (14%) y video en vivo (5%), según el informe más reciente de Penthera.

Compartir

El 46% de los latinos en los Estados Unidos prefieren consumir servicios AVOD en lugar de TV paga (20%), ad-supported subscription video-on-demand (16%), SVOD (14%) y video en vivo (5%), según el informe más reciente de Penthera. La compañía encuestó a más de 500 latinos de entre 18 y 50 años para saber más sobre su consumo de medios y su comportamiento de visualización.

Estos números demuestran que los latinos pasan menos tiempo viendo televisión y más consumiendo plataformas de streaming. Sin embargo, a medida que aumenta el consumo de contenido, también aumentan las frustraciones por los problemas de experiencia, como tiempos de inicio lentos y almacenamiento en búfer. De hecho, el 88% de los encuestados latinos de Estados Unidos dice haber experimentado frustraciones en el streaming de videos. Las frustraciones más comunes son los videos que tardan demasiado en iniciarse (47%), el almacenamiento en búfer de video (44%) y el estancamiento de los anuncios (36%).

El informe también reveló que el móvil es el dispositivo más popular para la visualización diaria entre los usuarios latinos en los Estados Unidos. De hecho, el 55% de los encuestados ve contenido en el móvil todos los días en comparación con la televisión conectada (51%) y la PC (22%). Los datos muestran que, a pesar de que los viajes se redujeron en 2020 debido a la pandemia, los latinos de Estados Unidos hicieron streaming de video en sus dispositivos móviles incluso desde sus hogares.

En términos de publicidad, en todas las edades, el 61% de los latinos en los Estados Unidos encuestados afirma no sentirse representados en los anuncios que ven. Cuando no se sienten representados, aseguran que el problema es que los productos que se venden no son locales (42%), que el anuncio es una versión traducida de su contraparte en inglés (32%), que no se usa su idioma nativo lo suficiente (29%) y que los actores de los anuncios no son latinos (24%).