El IFT de México autorizó a Warner Bros. Discovery a continuar su fusión local

WBD adquiriría a las subsidiarias mexicanas de Warner Media y la distribución directa al consumidor de HBO Max en México. La operación está sujeta a condiciones.

Compartir

El Pleno del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), en su calidad de autoridad en materia de competencia económica, resolvió autorizar en su VII Sesión Extraordinaria la operación consistente en la adquisición por parte de Warner Bros. Discovery (WBD) de las subsidiarias mexicanas de Warner Media, incluyendo sus respectivos negocios y operaciones, y activos tangibles e intangibles -subsidiarias mexicanas de WM-, así como la distribución directa al consumidor de HBO Max en México (operación mexicana).

La concentración, inicialmente presentada el 24 de septiembre de 2021, consistía en la adquisición por parte de Discovery, Inc. del Negocio Warner Media propiedad de AT&T, Inc., incluyendo subsidiarias extranjeras y subsidiarias mexicanas, así como la adquisición diluida, por parte de los accionistas de AT&T, de acciones representativas del capital social de Discovery, y el cambio de denominación de Discovery por la de WBD.

El IFT y la Comisión Federal de Competencia (COFECE) se consideraban competentes en diversos mercados digitales involucrados, por lo que el 18 de noviembre de 2021 se inició un conflicto competencial, lo que suspendió el proceso de notificación de concentración, y en abril de 2022 el Segundo Tribunal Colegiado Especializado notificó al IFT la resolución mediante la cual determinó que el IFT es la autoridad en materia de competencia económica para resolver sobre los servicios de producción, adquisición, provisión, licenciamiento y distribución de contenidos audiovisuales que se distribuyen a través de plataformas OTT, así como la venta de tiempos y espacios de publicidad en dichas plataformas.

Discovery y AT&T informaron al IFT que el 8 de abril de 2022 cerraron la adquisición de Warner Media a nivel internacional, excluyendo la adquisición de las subsidiarias mexicanas de Warner Media y HBO Max DTC (negocio mexicano), y aclararon que para efectos de la notificación hecha ante el IFT y considerando que la Operación Internacional ya se había cerrado, la operación notificada a este Instituto debía ser considerada como la operación mexicana.

El regulador precisó que en estos mercados, los agentes involucrados no tienen participaciones de mercado elevadas, por lo que no se prevé que la operación genere riesgos a la libre concurrencia y competencia económica.

Si bien IFT identificó que WBD participa en el mercado relacionado de provisión y licenciamiento de contenidos audiovisuales a proveedores del servicio de televisión en la categoría programática infantil, a través de los canales de Cartoon Network y Cartoonito (antes propiedad de Warner Media), así como de Discovery Kids (antes propiedad de Discovery), en el cual tiene una participación sustancial medida en términos de audiencia, las partes presentaron de manera voluntaria una propuesta de condiciones enfocada a remediar cualquier riesgo a la competencia en ese mercado relacionado, que consisten en el compromiso de atender y negociar todas las solicitudes de acceso a los canales restringidos de WBD que realice cualquier operador del servicio de televisión paga. Además de no atar o empaquetar los canales restringidos infantiles que eran propiedad de Warner Media, con el canal restringido de Discovery Kids, ni trasferir contenido audiovisual de los canales restringidos infantiles que eran propiedad de Warner Media al canal Discovery Kids ni viceversa.

El regulador mexicano consideró procedente analizar y emitir resolución sobre la operación mexicana toda vez que se trata de una operación notificada que no se ha realizado y sobre la que es posible identificar sus efectos de manera separada respecto a los de la operación internacional.

Notas relacionadas