21 SEP 2022

Llega a Netflix la nueva serie original brasileña "Solo por Amor"

Realizada por Coração da Selva para Netflix, la serie está dirigida por Ana Luiza Azevedo, Gisele Barroco y Joana Mariani, con dirección musical de Ricco Viana y Ruben Feffer.

Compartir

Los sueños y la música marcan la narrativa de "Só Se For Por Amor" ('Solo por Amor'), la nueva serie original brasileña estrenada por Netflix. La producción, realizada por Coração da Selva para la plataforma, está repleta de canciones originales, además de clásicos de diversos géneros musicales del país con temas dedicados a todos los que sufren por amor.

“La serie se aleja del musical clásico, es decir, donde hay una suspensión del tiempo y todos entran a cantar. Aquí, las canciones entran orgánicamente en la dramaturgia, es algo en lo que insistimos mucho. Hay varios momentos hermosos y tratamos hacer que las canciones sean los sentimientos de cada uno de ellos. Las canciones están ahí para contar realmente una historia, y no solo para crear un estado de ánimo. Todo el tiempo, trabajamos todo el tiempo con los actores en torno a qué dicen las canciones. Es otra forma de trabajar, ensayando cada escena. Un desafío diferente", dijo Ana Luiza Azevedo, una de las directoras de "Solo por Amor".

En la trama, la pareja de músicos Deusa (Lucy Alves) y Tadeu (Filipe Bragança), ella de Paraíba y él de Goiás, recorre los caminos de Goiás junto a su banda, Só Se For Por Amor, en busca del éxito. Los hermanos Valdo (Micael) y Nelton (Adriano Ferreira), además del baterista Patrício (Giordano Castro), completan el grupo. Cuando se vuelven virales, Deusa recibe una propuesta de carrera en solitario del poderoso empresario César Marcolo (Gustavo Vaz), quien va en contra del instinto de su esposa y socia Ana Lígia (Ana Mametto). Al aceptar la oportunidad de convertirse en una gran estrella, Goddess acaba provocando cambios en su relación. Los conflictos se intensifican cuando la banda busca un nuevo cantante en el Bar do Corno, conducido por Gorete (Laila Garin). E incluso cuando Tadeu y el grupo se encuentran con la cantante Roberta (Luiza Fittipaldi) y la misteriosa Eva (Agnes Nunes), quien quiere tener una canción en lo más alto de las listas de éxitos, cueste lo que cueste.

"Hablamos tanto de la diversidad en Brasil... pero es gracioso porque, a veces, el mismo público quiere ver en la pantalla ese Brasil tropical que ya se muestra, que ya se ve. Nosotros, como productores y creadores audiovisuales, tenemos este desafío, mostrar realmente su diversidad. Aquí ponemos foco en el centro-oeste, un lugar que es muy fuerte en la música y en esta industria. Esto, en la pantalla, puede ser una novedad. Tal como lo fue para mí cuando me uní al proyecto”, reveló Azevedo. "Uno de los elementos más ricos de la serie es la música porque las historias de amor, los sueños y los deseos se expresan a través de la música. Y la música brasileña siempre viajó muy bien, despertó el interés del público de afuera. Es otro punto a favor de la serie, que potencia y despierta el deseo de mirar”, concluyó.

Notas relacionadas