27 OCT 2022

Netflix estrena serie de terror hecha en América Latina

"Mi Encuentro con el Mal" es una docuficción producida entre México y Colombia, que contó con la dirección de Ramiro García Bogliano, Adrián García Bogliano y Carlos Meléndez.

Compartir

“Mi Encuentro con el Mal” es la nueva docuficción de terror hecha en América Latina que llega a Netflix. Producida entre México y Colombia, la serie cuenta con la dirección de Ramiro García Bogliano, Adrián García Bogliano y Carlos Meléndez.

“Es un género que está despuntando mucho a nivel internacional, el género de horror latinoamericano se está posicionando muy fuerte. Y formar parte de ese grupo que ahorita está abriendo camino, a mí me da muchísimo orgullo. Haber trabajando con una plataforma tan grande, que confiara en nosotros para un proyecto de este tipo”, compartió el director Carlos Meléndez en entrevista. “Soy un gran creyente de la colaboración de que todos necesitamos jalar parejo”.

De cuatro capítulos, la serie está basada en tres historias reales de mujeres mexicanas que aparantemente fueron poseídas por un ser maligno. La parte documental, explicó Meléndez, se realizó en México, mientras que en Colombia se grabaron las dramatizaciones de los casos.

Además de que su estreno coincide con la temporada de Halloween y Día de Muertos, el director sostiene que afortunadamente en los últimos años ha existido un interés genuino por el género de terror en América Latina. No obstante, considera que todavía se debe hacer un trabajo de posicionamiento entre las audiencias.

“Si bien en México consumimos mucho del género fantástico y de terror, consumimos mucho del cine americano. Creo que en gran parte tiene que ver por esta larga racha en la que el cine de terror mexicano ha tratado de emular al de Hollywood, porque para mí, para que despuente el cine de terror lationamericano, tiene que conservar su localidad, conservar sus raíces y hablar acerca de las historias que son muy locales, y creo que eso incluso llama mucho la atención para que se vea en el extranjero”, añadió el cineasta.

La clave, sostuvo, está en la creatividad para lograr que productores e inversionistas apuesten por el género que durante muchos años ha tenido un subibaja de popularidad. Y también señaló que los propios realizadores tiene la tarea de acercar el género al público a través de las historias, para que lo sientan algo cercano.

“Le están abriendo la oportunidad y se dan cuenta que es un género que tiene muchas posiblidades, pero todavía van caminando cuidadosamente para ver cómo jala”, dijo Meléndez.