31 MAY 2022

Frank Scheuermann: “En América Latina adaptamos los formatos a nuestra realidad”

El SVP y Director de Unscripted de Endemol Shine Boomdog, Banijay, analiza el presente de la industria del entretenimiento y los desafíos que surgen a la hora de generar nuevas ideas de formatos.

null

Frank Scheuermann

Compartir

Con pasos por compañías como Alibi Films, Televisa, Teleset y Keshet International, Frank Scheuermann, actualmente SVP y Director de Unscripted para Endemol Shine Boomdog, de Banijay, es un veterano de la industria del entretenimiento, responsable de la producción de formatos de renombre mundial como “¿Quién es la Máscara?”, “¿Quién Quiere Ser Millonario?”, “X-Factor”, “Inseparables”, “Bake Off” y “Shark Tank”, entre muchos otros. En diálogo con Señal News, Scheuermann analizó el presente de la industria del entretenimiento y los desafíos que surgen a la hora de generar nuevas ideas de formatos.

•  ¿Qué tendencias notas en el mercado actualmente?

“Todo el mundo está buscando diferenciarse de alguna manera, pero muchos terminan en las tendencias. No sé exactamente cuál es la tendencia, pero sin duda los ‘guessing games’, ya sea de adivinar quién o cómo, siguen vigentes, sobre todo en televisión abierta. Yo creo que es importante tratar de encontrar algo que no se parezca a los otros, que haga una diferenciación y que la gente sepa que ese producto solo lo consigue en tal o cual canal”.

•  ¿Cuánto influyen las particularidades de cada territorio?

“El país, el lenguaje o la cultura son elementos importantes, pero cada vez menos, porque las barreras se están borrando. Recientemente, por ejemplo, tuvimos un show colombiano en Netflix que fue el segundo más visto del mundo. Es por eso que creo que las historias son las que están borrando las barreras. Hay cosas que sí tienen que ser muy localizadas, pero la mayoría pueden ser relevantes para todo el mundo”.

•  ¿Cómo ves la demanda de formatos en plataformas de streaming?

“Con el streaming pasa lo mismo: las plataformas buscan encontrar eso que las haga diferentes. También hay un tema de programación y de producción: hay mejores presupuestos, entonces tienen necesidades distintas. Lo que buscan, en definitiva, es la viabilidad y cómo diseñar algo atractivo con el presupuesto que tienen. Eso no lo podíamos hacer antes en TV abierta, porque en un capítulo no lográbamos recuperar un presupuesto tan alto. En América Latina desarrollamos la habilidad de poder adaptar los formatos a nuestra realidad, y los dueños de los formatos entendieron que necesitaban hacer eso en esta región”.

•  ¿Cambió mucho el proceso de “brainstorming” a la hora de pensar un proyecto?

“Creo que en ese sentido también se están borrando las fronteras. Uno piensa en hacer un programa de televisión y trae al mejor director de fotografía de España, al mejor operador de grúa de Argentina y el mejor editor de Colombia, por ejemplo. Hoy en día, lo importante es el proyecto y lo que prima es la calidad. Pensamos como productores abiertos, y yo, personalmente, siento que el mundo latino se está acercando mucho al americano. Ellos nos necesitan también, porque hay tanta competencia y demanda que uno tiene que volverse mucho más eficiente”.

•  ¿Cambiaron los procesos creativos?

“Siento que el mundo se ha vuelto cada vez más pequeño, y estamos mal en creatividad. No hay nada nuevo. Estamos apurados y es difícil llegar a algo novedoso, porque pareciera que ya está todo inventado. Todos los formatos más destacados de la actualidad son de hace varios años. El gran reto es encontrar un show actual que se meta en el ranking de los mejores, que es lo que todo el mundo está tratando de hacer, pero ya no es tan fácil”.

•  ¿Quién tomaría más riesgos en la búsqueda de ese próximo gran formato: lineal o streaming?

“En lineal, la dificultad grande es que la gente todavía tiene el control en la mano, por lo que es más fácil salirse. En streaming eso es más difícil, porque la gente le da más oportunidades a los shows, ve más capítulos. En lineal los presupuestos son muy fijos y el programa tiene que pegar sí o sí, por lo que se suele apostar a cosas que ya tienen un historial probado. Es raro que hoy en día alguien compre un ‘paper format’. Claro que pasa, pero no tanto, y es por eso que ya no hay muchos formatos nuevos. El streamer es al revés, porque busca justamente algo que no esté en otro lado. Algunos triunfarán y otros fracasarán, pero su política es estar mucho más abiertos a esas nuevas ideas, por lo que creo que, en definitiva, son las plataformas de streaming las que toman más riesgos”.

Por Diego Alfagemez y Federico Marzullo

Notas relacionadas