13 NOV 2023

En septiembre, la TV paga brasileña sufrió una nueva retracción

Experimentó una baja de 1,53% respecto del mes anterior y de 13,83% en relación al mismo mes de 2022. La base de suscriptores del servicio de SeAC quedó en 10.97 millones, cifra similar a la alcanzada en 2011.

Compartir

Según datos proporcionados por la  Agência Nacional de Telecomunicações (Anatel), el servicio de televisión paga en Brasil cerró el mes de septiembre con una baja de 1,53% respecto del mes anterior y de 13,83% en relación al mismo mes de 2022. La base de suscriptores del servicio de SeAC quedó en 10,97 millones, cifra similar a la alcanzada en 2011

Claro Brasil, operadora líder del mercado que posee el 41,8% de la base, cerró el mes de septiembre con 4,58 millones de hogares, manteniendo exactamente la misma cuota de mercado que tenía en septiembre del año pasado, cuando contaba con 5,32 millones de abonados.

El segundo lugar en el ranking es ocupado por Sky Brasil, con el 32,1% de la base, que experimentó un ligero aumento del share sobre la base total de suscriptores respecto al mismo mes del año anterior, cuando contaba con el 32%, lo que ilustra una rotación inferior a la que sufre en promedio los players del mercado, cerrando septiembre de 2023 con 3,52 millones de suscriptores.

En tercer lugar Oi perdió participación de mercado, cerrando septiembre con el 14,2% de la base, medio punto porcentual por debajo del share alcanzado en el mismo período de 2022. El servicio de TV del operador llegó a 1,55 millones de hogares en septiembre pasado.

Vivo, en cuarto lugar, mantuvo su participación en la comparación interanual, cerrando septiembre con una participación del 7,8% y un millón de suscriptores. Ningún otro operador tiene al menos el 1% de cuota de mercado.

Como siempre, vale destacar que las cifras de Anatel no reflejan el crecimiento de los servicios de streaming de TV paga, no regulados por la agencia, como Claro TV+ o DGO. En el caso de Claro, por ejemplo, las nuevas ventas se realizan bajo el modelo OTT, es decir, dejando de utilizar la modalidad del SeAC. En suma: si computáramos también la base de clientes sin abono, el saldo del servicio sería de 12,3 millones de hogares.

 

Notas relacionadas