7 ENE 2021

ESPAÑA: LA TV ABIERTA CRECIÓ PERO PERDIÓ €400 MILLONES DE INVERSIÓN PUBLICITARIA EN 2020

El consumo en la televisión lineal creció 18 minutos más que en 2019 pero la publicidad en el sector audiovisivo sufrió una pérdida de 400 millones de euros en relación con 2019.

Imagen España es el país más caro de Europa para contratar TV paga e Internet

Compartir

Barlovento Comunicación publicó su análisis de la industria audiovisiva española durante 2020 destacado la fortaleza de la televisión y del ecosistema audiovisual en un contexto de excepcional incertidumbre social y económica por el Covid 19. El informe releva que el consumo creció en la televisión lineal 18 minutos más que en 2019 hasta registrar 240 minutos por persona y día en 2020. Mientras que en el concepto de “otros usos del televisor” (internet, play, videojuegos…) pondera 29 minutos como promedio, 14 minutos más, el doble del año pasado. En total, 269’ de consumo en el “televisor”.

Por otro lado, el análisis subraya un aspecto negativo que es que la publicidad, nutriente esencial de la economía televisiva, sufrió una pérdida de +/- 400 millones de euros en relación con la inversión de 2019: de 2.003 millones el año pasado a una estimación de +/- 1.600 millones de euros para el año 2020.

Otro punto importante que hace referencia el análisis es la revolución de las ventanas en la distribución audiovisual, la cual significa otra disrupción extraordinaria más en el modelo de negocio de la industria del entretenimiento. Esta transformación en el modelo de negocio de la distribución de películas, y muy especialmente en las salas de cine tradicional, ha conocido a mediados del mes de octubre de 2020 una nueva estrategia de exhibición de los estrenos premium-los denominados “blockbaster”, de los grandes estudios de producción de películas. El modelo de futuro a corto y medio plazo pasa por simultanear estrenos en los servicios de streaming propios de cada estudio Paramount+ (ViacomCBS), Peacock (NBCUniversal), Disney+ (Disney), HBO Max (WarnerMedia); pero cómo y cuándo se resuelva y finalice la pandemia marcará la tendencia en los grandes estudios para completar su modelo de negocio y sus ventanas de distribución audiovisual.

El análisis de Barlovento Comunicación también confirma que Mediaset y Atresmedia mantuvieron su hegemonia en los ingresos publicitarios al obtener el 85 % del total y una cuota de participación del 55 % en la audiencia en el 2020. Asimismo, ratifica a Telecinco como la cadena más vista por noveno año ininterrumpido y a Antena 3, como lider por tercer año consecutivo en los informativos.

Otro punto analizado es la TV paga, la cual reunió a casi 8 millones de suscriptores y batió récord de audiencia en 2020. Asimismo, el consumo de televisión que eligió y vio su programación a través de la oferta de Plataformas de Pago como Movistar, Orange o Redes Cable como Euskaltel o R Cable en Galicia, entre otros, baten un nuevo récord, insistimos, que de consumo.

Con respecto a las OTT, Barlovento Comunicación afirma que la poderosísima fortaleza de las OTT’s, como megacompañías globales copan el devenir de una parte vital del ecosistema audiovisual mundial. Para confirmarlo, basta con apreciar el montante económico que las cinco grandes – Netflix, HBO, Prime Video, Disney y Apple, de momento– destinan a la fabricación de nuevas obras audiovisuales cada ejercicio: una cantidad que rondaría los 45.000 millones de dólares (35.000 millones de euros).

Por último, el análisis reflexiona sobre una simbiosis en el intercambio de estratategias programáticas entre la TV gratuita, la TV de pago y las plataformas OTT’s. Hoy la televisión en abierto, la televisión de pago y las plataformas de video bajo demanda, que constituyen la base más sobresaliente del ecosistema audiovisual, junto a todas las empresas de producción audiovisual, buscan con ahínco el modo de cooperar con el fin de mejorar sus cuentas de resultados. Y los operadores de televisión tradicionales, las ofertas de televisión de pago y las grandes compañías OTT’s o las empresas llamadas GAFAM (Google, Amazon, Facebook, Apple y Microsoft) no sólo se estudian sino que están poniendo en práctica modelos de negocios cruzados e intercambiables.