27 OCT 2021

La piratería digital de contenidos baja en España pero aún provoca daños por €2.416 millones

En 2020 hubo 5.239 millones de accesos ilegales a contenidos por valor de 30.892 millones de euros, generando un perjuicio al sector de 2.416 millones.

null

Integrantes de La Coalición

Compartir

La piratería digital experimentó en España otro año en baja al registrar en 2020 una caída del 7% en el acceso a contenidos ilegales, según datos revelados por Observatorio de la piratería y hábitos de consumo de contenidos digitales 2020, elaborado por la consultora GfK a instancias de la Coalición. 5.239 millones es el número de contenidos ilícitos a los que se accedió, representando una disminución acumulada del 10% desde 2018 y, en torno al 24% desde 2015.

El valor de dichos contenidos es de 30.892 millones de euros y el perjuicio para el sector alcanzó los 2.416 millones de euros en este periodo. Las arcas públicas podrían haber percibido 682 millones de euros durante 2020, una cifra que se eleva a los 5.340 millones desde 2012, y se podrían haber creado 130.000 puestos de trabajo, tanto directos como indirectos.

Industrias Afectadas

En cuanto al acceso a contenidos, la industria del libro es la más afectada, con un porcentaje de individuos que realizan accesos ilícitos del 33%, seguida por las películas (26%), la música (25%), los periódicos (25%), el fútbol (23%), las series (21%), los videojuegos (20%), las revistas (18%) y las partituras (5%). El valor total de los contenidos asciende a 30.892 millones de euros.

Sin embargo, de los 2.416 millones de euros de perjuicio al conjunto del sector causado por la piratería en 2020, es la música la peor parada con 482 millones de euros, las películas 322 millones, las series 138 millones, los libros 240 millones, los videojuegos 205 millones, el fútbol 231 millones, los periódicos 345 millones, las revistas 426 millones y las partituras 28 millones. Entre los motivos que justifican el acceso ilegal a contenidos, 4 de cada 10 consumidores afirman “no saber distinguir entre las plataformas legales/ilegales”, mientras que el 54% argumenta que lo hace porque ya paga por una conexión a Internet o televisión de pago.

Aumenta otras justificaciones como “para evitar pagar por un contenido que luego no me guste” y “porque no puedo acceder al contenido de otra forma, por ejemplo, versión original, con subtítulos…”, hasta el 61% y el 37%, respectivamente.

Otros dato relevante es que 8 de cada 10 consumidores les ha parecido “importante” poder acceder a contenidos culturales y de entretenimiento durante el estado de alarma o que 6 de cada 10 consideran que “los creadores e industrias culturales son un sector estratégico para la economía y el empleo en España”, el mismo porcentaje que afirma que existe una oferta legal suficiente para consumir y acceder a la cultura.

El rol de las Redes Sociales

Los consumidores utilizan las redes sociales para acceder a contenidos ilícitos (del 23% al 27% de 2020): Facebook (55%), Youtube (39%), Whatsapp (34%), Instagram (28%) Telegram (25%) o Twitter (24%), lo que, a juicio de las industrias de contenidos hace inaplazable impulsar medidas para revertir esa situación. Asimismo, crece el streaming online (del 22% en 2019 al 23% en 2020), por quinto año consecutivo.

Uno de los datos más novedoso y preocupante es en cuanto al equipamiento, el 28% de los internautas tiene decodificador IPTV y el 21% ha accedido a una VPN para uso personal, y el 40% de los internautas han hecho uso de tutoriales acerca de cómo acceder a contenidos. De ellos, el 18% han consultado guías de cómo descargar contenido, el 7% han buscado ayuda para obtener o utilizar plataformas y el 15% han usado manuales para ambos fines. En cuanto al tipo de tutorial, los más consultados son los referentes a las películas/series (42%), seguidos por la música (41%), videojuegos (31%), el uso de una vpn (27%), libros (23%), modificar una consola (21%), el uso de una IPTV (17%), fútbol (13%) y el uso de cardsharing (3%).

Además, el 57% de quienes acceden a contenidos digitales ilícitos y han intentado acceder a contenidos encontraron que ya no existía o estaba cerrada la web. El porcentaje de webs desde las que se accedió a contenidos ilegales que están financiadas por publicidad se mantiene por encima del 90%, al igual que en años anteriores

Además de la publicidad, cómo otra de las fuentes de ingresos de las webs de contenidos ilícitos, destacan, especialmente, la obtención de datos que los piratas recopilan de modo fraudulento en bases de datos, que posteriormente comercian y alcanzan precios muy elevados en el mercado, así más de dos tercios de los internautas (65%) tuvo que registrarse como usuario cediendo datos de carácter personal (email 55%, móvil 17%, completar una encuesta de opinión 17%).

En la lucha contra la piratería, casi 8 de cada 10 usuarios consideran que la medida más efectiva contra los accesos ilícitos es que no se permita el acceso a estas páginas web, al tiempo que disminuye el porcentaje de personas que consideran efectivo desarrollar campañas de concienciación social (54%). Asimismo, el 69% ve eficaz sancionar a los proveedores de Internet, el 57% apuesta por sancionar a los usuarios con multas y el 54% apuesta por sancionar restringiendo el uso de internet a quién lo hace.