26 ABR 2022

¿Cómo impactará el 5G en la forma de ver TV abierta en Brasil?

Las antenas parabólicas, todo un fenómeno en Brasil, pasarán por una transformación tecnológica que cambiará la forma de ver TV con la llegada del 5G.

Compartir

Hace tiempo que en Brasil viene evaluándose cómo la tecnología 5G impactará en la televisión, y muy especialmente de qué manera las emisoras podrán irradiar sus señales para que lleguén lo más lejos posible y con mejor calidad. En este sentido, la preocupación gira también en torno al fenómeno brasileño de las antenas parabólicas que llegan a 17 millones de hogares.

“Las medianas y grandes emisoras podrán producir mejor, brindar inmersión al espectador con interactividad, consumo y publicidad dirigida”, aseguró el especialista Mario Finamore, , quien también advitió que no todas son buenas noticias conla llegada del 5G a la televisión: "Nuevas y no tan nuevas plataformas de streaming, sistemas AVOD, la industria del juego, las redes sociales y nuevas aplicaciones que seguramente surgirán pueden ser una amenaza", añadió.

Es que en noviembre del año pasado, la Agência Nacional de Telecomunicações (Anatel) adjudicó parte de los lotes de 5G. Y según el especialista, el segmento de las bandas de frecuencias -la más disputada, junto a la que se utiliza para el funcionamiento de los televisores satelitales- sufrirán interferencias en la señal que llega a los hogares que consumen televisión mediante las parabólicas.

Finamore explica que esto sucedería de todos modos debido a la proximidad de las bandas de las frecuencias disponibles. "Antes de optar por la migración de Banda C hacia la Banda Ku, se estudió la instalación de filtros de señal en los LNBs de las antenas receptoras para que no existiera la necesidad de instalar una nueva antena; no obstante, se decidió migrar toda la plataforma a TVRO, que es una terminal que solo permite la recepción de la señal televisiva", afirmó. Vale destacar que el LNB (Low Noise Block, por sus siglas en inglés) es el elemento activo que recibe la señal (microondas) reflejada por la antena satelital y la convierte a radiofrecuencia para que pueda ser transmitida por el sistema de distribución. La frecuencia a la que se adapta la señal satélite es denominada frecuencia intermedia.

Según Anatel, hay 17 millones de hogares (lo que se puede multiplicar por 3,5 para cuantificar el número de afectados) que utilizan una antena parabólica para captar la señal de TV abierta, debido a la distancia de las torres de televisión, sobre todo la zona rural, circunstancia que justifica el uso del satélite para que las emisoras puedan llevar la señal a la población. Y según lo establecido en el Edicto 5G de la reguladora, es necesario liberar la sub banda de 3.625 MHz a 3.700 MHz para dar cabida a la implementación de nuevas redes de servicio móvil 5G, cuya activación está prevista para julio de 2022 en las capitales.

Con el fin de evitar que los receptores de TV abierta y gratuita por satétilite sufran interferencias perjudiciales de las redes de terminales 5G que operarán en la banda por debajo de los 3.700 MHz, las señales de TV satelital en abierto se transmitirán en otra banda de frecuencias, conocida como la Banda Ku (típicamente de 11 a 14 GHz). Esto requerirá la adecuación no solo de las antenas receptoras, para la adecuada recepción de las frecuencias de la Banda Ku, sino también la instalación de un nuevo decodificador de recepción (conocido como “kit”) para cada antena.

Afortunadamente, el Edicto 5G dispuso en su Anexo IV-A que las empresas adjudicatarias de los lotes correspondientes a esta banda de frecuencia Banda C tendrán que pagar no solo por la migración de la señal a la Banda KU, sino también la instalación de la antena y el kit para beneficiarios de bajos recursos, cuando en la vivienda que ya cuente con antena parabólica y se encuentre una persona que sea miembro del registro único de programas sociales del Gobierno Federal.

Así, de los 17 millones de hogares que cuentan con antenas parabólicas para la recepción gratuita de señales de TV satelital abierta, 8,3 millones deberán tener su migración costeada con los recursos recaudados; en tanto que otros 9,2 millones de hogares tendrán que cambiar de equipamiento a su cargo. La previsión de Anatel es que la nueva antena (mucho más pequeña que la actual) con el kit instalado costará alrededor de R$ 250.

También de acuerdo con el Edicto 5G, las emisoras tienen discreción para elegir los satélites que operan en la Banda Ku actualmente capaces de recibir la migración. Esta elección, realizada recientemente, indicó dos satélites para la transmisión simultánea de la señal de TV abierta: uno perteneciente a la misma empresa Star One y otro a Sky.

La limpieza de la Banda C y la correspondiente migración de la señal de TV Abierta a la Banda Ku para permitir la recepción de señal satelital y, consecuentemente, el uso de antena parabólica en las extensas áreas rurales brasileñas, obedece al mismo cronograma previsto en el Edicto 5G para la instalación de la nueva tecnología, por lo que será gradual según el cronograma definido por la reguladora.

Notas relacionadas