27 SEP 2022

José Manuel Pérez Tornero renuncia a su cargo de presidente de RTVE

Luego de 18 meses de su elección, el ejecutivo dimitió a su cargo como presidente de la Corporación y a formar parte de su consejo de administración tras no contar con el apoyo suficiente dentro del organismo.

null

José Manuel Pérez Tornero, Presidente de RTVE.

Compartir

José Manuel Pérez Tornero renunció a su cargo como presidente de RTVE y a formar parte de su consejo de administración 18 meses después de su elección por el Congreso de los Diputados. En una carta remitida a los medios de comunicación, Pérez Tornero asegura que, dentro del máximo órgano de administración de RTVE "ya no se dan las condiciones mínimas para el consenso transversal, ni para la conformación de una mayoría plural, estable y coherente; y, en muchas ocasiones, ni tan solo el clima propicio al diálogo que necesitamos para culminar el proyecto. Lo cual dificulta mucho la gobernabilidad de la empresa, e impide llevar a cabo la transformación con la que todos nos habíamos comprometido",.

En la misiva, además, señala que se han conseguido durante su presidencia objetivos "nada desdeñables", pero que prefiere "dar un paso al lado" antes de tener "que dejar de lado mis convicciones y mi responsabilidad institucional con el compromiso adquirido".
Profesor universitario y periodista ligado durante parte de su carrera a esta casa, Pérez Tornero llegó a la Presidencia de la Corporación en marzo de 2021. Lo hizo tras un acuerdo entre PSOE, PP, Unidas Podemos y PNV y relevó a Rosa María Mateo, administradora provisional única.

Tornero reconoce "la complejidad y dificultad de la tarea". "Me encargaron la misión de llevar adelante el proyecto de gestión que presenté al concurso público. Un proyecto que diseñaba una transformación profunda de la corporación", afirma Tornero, quien enumera los objetivos: "Gestionar con un consenso amplio, sin partidismos; con profesionalidad e independencia; afianzar el pluralismo interno y dejar atrás la fragmentación corporativa".

Así, afirma haber conseguido avanzar un periodismo de calidad, renovar programas y planes de producción, reforzar la proyección internacional y haber mejorado la "salud financiera y productiva" de RTVE, entre otros. De la misma forma, destaca que se ha estabilizado la plantilla con el próximo lanzamiento de una oferta pública de empleo y se han proyectado dos nuevos centros de producción en Andalucía y Valencia. "Quiero manifestar que mantengo intacto mi compromiso con el servicio público de radiotelevisión, y la convicción de que sigue siendo esencial para nuestras democracias", concluye la carta.

Notas relacionadas