Europa busca preservar la radiodifusión terrestre y la producción más allá de 2030

El sector europeo de la radiodifusión y las industrias creativas y culturales piden asegurar el futuro de la banda UHF (470-694 MHz). Se resolverá en la Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones de 2023.

Compartir

Un total de 57 asociaciones y empresas de radiodifusión de 18 países europeos se uniereon en el denominado "Call to Europe". Se trata de un movimiento que insta a los legisladores y reguladores a preservar la Banda sub700MHz de la UHF (470-694 MHz) para la radiodifusión terrestre y la producción europea de contenidos más allá de 2030, cuyo futuro se debatirá y decidirá durante la Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones que tendrá lugar en 2023. El manifiesto de la campaña pide a Europa que actúe y garantice las frecuencias asignadas a la TDT.

Los firmante del llamamiento sostienen que están en juego la televisión universal, libre y gratuita que ven 80 millones de personas en Europa (el 43% de los hogares de la Unión Europea y la producción de contenidos audiovisuales y eventos de todo tipo, ya que son las frecuencias que se utilizan para equipos como los micrófonos inalámbricos o los sistemas de monitores internos para conciertos, conferencias y cualquier tipo de evento en directo, afectando a organizaciones culturales, deportivas, artísticas, políticas, religiosas, educativas y de la sociedad civil, entre otras. "Sin el acceso a esta banda de frecuencias, la televisión terrestre y la producción de contenidos, especialmente en directo, serán inviables", expresaron a través de un comunicado. A tal efecto el sector europeo de la radiodifusión y las industrias culturales y creativas han publicado el manifiesto que han hecho llegar a todas las instancias públicas y privadas implicadas en esta decisión que debe tomarse en la CMR-23.

"La radiodifusión y las industrias creativas y culturales necesitan frecuencias para operar, innovar y competir. La banda de frecuencias que utilizan es la 470 y 694 MHz están en peligro. Europa debe actuar y asegurar estas frecuencias para su propia industria audiovisual a largo plazo", sostiene el manifiesto. "La radiodifusión terrestre necesita el espectro UHF para la transmisión universal, libre y accesible de los contenidos que informan, entretienen, educan y cohesionan. Además, la radiodifusión terrestre sigue innovando para hacer llegar a los ciudadanos contenidos con más calidad (UHD), más interactivos (HbbTV) y accesibles a través de todo tipo de dispositivos móviles".

La radiodifusión terrestre es estratégica para un país, especialmente en caso de desastre o de crisis, dado que asegura el acceso de la población a la información durante semanas. De hecho, las transmisiones de radiodifusión han demostrado ser las más seguras frente a los desastres naturales.

Por otra parte, los productores de contenido, ya sean profesionales o aficionados, necesitan estas frecuencias UHF para el correcto funcionamiento de los micrófonos inalámbricos, los sistemas internos de monitorización, los sistemas de intercomunicación o los enlaces de audio, especialmente en el contexto de eventos en directo. Gracias a ello, los músicos y artistas de gira pueden viajar por toda Europa con su propio sistema de sonido. También garantizan el funcionamiento de centros de culto, escuelas, teatros y todo tipo de reuniones y asociaciones. Además, los productores de contenidos Europeos y Españoles necesitan esos dispositivos para lograr la máxima calidad en sus producciones. Los organizadores de ferias y congresos, las universidades, los hoteles y muchos otros también dependen de estas frecuencias.

RTVE se une a "Call to Europe"

Radiotelevisión Española, como miembro de televisión abierta, el grupo conformado por los principales agentes de la Televisión Digital Terrestre en España, suscribió la última petición del grupo por la continuidad del acceso libre y gratuito a este medio de comunicación audiovisual. En España, la televisión libre y gratuita que informa, entretiene, educa, cohesiona y ofrece acceso universal es la TDT. Representa el 71,8% del consumo de televisión y es la única solución tecnológica que cumple con los requisitos de servicio de interés general, incluyendo la prestación del servicio público. La TDT también actúa de motor de la producción de contenidos española, un sector diversificado y con gran implantación territorial.

"Una decisión favorable a cambiar el actual régimen de acceso a la banda sub700MHz en la CMR-23 pondrá en riesgo el acceso universal, libre y gratuito de los ciudadanos españoles a la plataforma de consumo mayoritario que cumple con los requisitos de servicio de interés general, alterando gravemente la competencia existente en el sector audiovisual e incluso la propia producción española de contenidos", destacó RTVE en un comunicado donde concluye: "Por todo lo anterior, la posición de televisión abierta con respecto a la agenda de la CMR-23 es la defensa de la seguridad jurídica en el mantenimiento de la prestación del servicio de TDT en la banda UHF y por lo tanto de no cambio, manteniendo su asignación en primario".

 

Notas relacionadas