26 JUL 2022

La adaptación de obras prexistentes a las pantallas, un fenómeno global

Si bien no existe una fórmula mágica, Gloria Saló, Directora Consultoría de Producción y Contenidos de GECA, describe las estrategias de adaptación tanto para el mundo lineal como para las plataformas de streaming.

null

“Anatomy of a Scandal"

Compartir

Ante una demanda abismal de contenido, las fuentes de inspiración para crear justamente esos contenidos pueden provenir de múltiples partes, una de ellas es la adaptación de obras preexistentes como betsellers, novelas digitales, comics, y hasta la vida real para llevarlo a las pantallas. Gloria Saló, Directora Consultoría de Producción y Contenidos de GECA elaboró un detallado informe en donde describe cómo funciona la estrategia de adaptación de obras existentes para las pantallas. “El fenómeno global de las adaptaciones recorre además las pantallas de cadenas lineales y plataformas, y en muchas ocasiones coproducciones entre ambas”, explica.

Una de las grandes fuentes de creación de contenido proviene de las novelas de éxito o bestsellers, entre las que se encuentran títulos centrados en temáticas juveniles y superventas de Reino Unido como el thriller psicológico “Anatomy of a Scandal” o “Conversations with Friends” así como el drama psicológico juvenil “Allt som blir kvar” (Suecia); “The Summer I Turned Pretty” (Estados Unidos) sobre las relaciones juveniles; o “The Essex Serpent” (Reino Unido) ambientada en la Inglaterra victoriana.

En cuanto a los romances, Saló destacó coproducciones internacionales como la estadounidense “The Time Traveler's Wife” (Estados Unidos) que incluye viajes en el tiempo, y las asiáticas “Qi Guai De Ni Zhen Rang Wo Xin Dong” (China), “Jingkeuseuui Yeonin” (Corea del Sur) y “Hanayome Miman Escape” (Japón).

“Las adaptaciones con tramas policíacas y thrillers siguen estando entre las más demandas como series audiovisuales, siendo además uno de los géneros con más títulos publicados en el sector editorial”, afirmó la Directora Consultoría de Producción y Contenidos de GECA. En este género subrayó “Dark Winds” (Estados Unidos), “Marion” (Francia), “Zachowaj spokoj” (Polonia) o “Pandora no Kajitsu: Kagaku Hanzai Sousa” (Japón).

Mientras que la producción procedente de Corea del Sur se presenta como líder en adaptaciones de novelas digitales (“Eogein Mai Laipeu”) y webtoon (“Naeil”), “Japón destaca por la cantidad de cómics adaptados, tanto de carácter romántico como ‘Old Fashioned Cupcake’, fantástico como ‘Basutado!! Ankoku no Hakaishin’ o de comedia con ‘Koi ni Mudaguchi’”, agregó.

Las series basadas en la vida de personajes reales son una fuente inagotable de historias con atractivo universal. Tal es el caso de la cantante actriz y modelo “Angelyne” (Estados Unidos), el criminal sueco “Clark” (Suecia), o la serie “Iosi, el espía arrepentido” de Argentina. También se presentan adaptaciones sobre hechos y sucesos reales, sobre todo de acontecimientos dramáticos, como “Candy” (Estados Unidos), la historia real de la asesina Candy Montgomery; o 42 días en la oscuridad (Chile) sobre el asesinato de Viviana Haeger.

“Las historias de animación se basan en distintos formatos”, aseguró Saló. De esta manera, se encuentran títulos basados en cómics, como “Samurai Rabbit: The Usagi Chronicles” (Estados Unidos); en novelas gráficas, como “Dead End: Paranormal Park” (Reino Unido); e incluso en personajes reales, como “Super Benny” (Italia).

TENDENCIAS
“Ante esta diversidad de temáticas y géneros, así como la diversidad del tipo de obras preexistentes, se puede asegurar que no existe una receta para llevar a cabo una adaptación, pero sí es cierto que hay libros que encajan más en un formato que en otro, aseveró la ejecutiva de GECA.

En el panorama audiovisual actual, el número de capítulos y la duración no importan. Hasta hace poco, las miniseries eran entre 2 y 5 capítulos y las series de 13 a 22. “Hoy en día esa diferencia casi ha desaparecido. Con las duraciones de los capítulos ocurre lo mismo. Las plataformas y su falta de marco programático han dinamitado estos conceptos. Cada serie tiene los capítulos y la duración que necesita para contar su historia”, aseguró.

Otra tendencia actual es que las adaptaciones pueden dan lugar a series limitadas y series de temporadas, cada serie puede tener una o varias temporadas en función de si es una adaptación literaria de una obra única como por ejemplo “Patria” (HBO) o de una serie de novelas de éxito como “Outlander” (Starzplay).

“Un elemento para tener en cuenta que diferencia la serie de la novela es la importancia de que los personajes enganchen para que el espectador se sienta identificado con sus vicisitudes y quiera continuar viendo el siguiente episodio”, señaló Salo. Los personajes deben crear empatía y desarrollar su universo a través de varias temporadas.

Otro aspecto importante en la adaptación de una obra es tener bien en claro la premisa desde donde se parte. “Debe estar clara y asentada a diferencia de la trama, que puede verse alterada cuando se pone en marcha el desarrollo del proyecto”, concluyó.