22 JUL 2022

¿Cómo es la demanda de servicios de TV paga en Brasil durante el último año?

Una encuesta de Minha Escolha, revela que la búsqueda de planes y combos de TV paga cayó un 26% en los últimos 12 meses; en tanto la demanda por internet de banda ancha fija creció un 33%.

Compartir

La TV paga se ha convertido en una gran atracción para los hogares brasileños, sin embargo, esta popular modalidad ha sido absorbida gradualmente por plataformas de streaming como Netflix, Prime Video, HBO Max, Directv Go y la propia Globoplay, entre otras, que se van imponiendo en mercado con precios asequibles, una importante variedad de opciones de contenido en sus catálogos y la compatibilidad multiplataforma.

Según datos de una encuesta realizada por Minha Escolha, la búsqueda de planes y combos de TV paga por parte de los usuarios cayó un 26% en los últimos 12 meses, índice que corrobora la tesis anterior de que este segmento se ha estado enfriando batante en Brasil, al mismo tiempo que se ha ido calentando el mercado on demand con la llegada de nuevos players. Paralelamente a esta cifra, la demanda de planes de internet de banda ancha fija sin servicios adicionales creció 33% en el mismo período, demostrando que cada vez más consumidores optan por contratos individuales en lugar de paquetes que incluyen no solo internet, sino también televisión.

También, según el informe, el acceso a internet creció un 51,8% mientras que el sector de la televisión paga se contrajo un 5,5%. Si bien las plataformas de streaming están mostrando buenos resultados, este indicador no es homogéneo, ya que esta semana Netflix confirmó la pérdida de casi un millón de suscriptores durante el segundo trimestre de 2022.

SIN TV, PERO CON STREAMING
Conscientes de la preferencia de los usuarios por los servicios de streaming, algunos operadores brasileños comenzaron a integrar este servicio en las facturas mensuales de sus clientes, permitiendo que el acceso a plataformas como Netflix, Prime Video y Disney+ se integre con internet de banda ancha residencial. Un claro ejemplo de ello es la propuesta de Vivo, que permite a los usuarios contratar paquetes de internet junto con varios servicios de streaming, incluyendo los tres mencionados y Globoplay. En el caso de Netflix, el cliente puede elegir 300 Mbps de velocidad con la disponibilidad del plan estándar para películas y series.