31 MAR 2021

ESPAÑA: LA TV PAGA GENERÓ MÁS INGRESOS QUE LA PUBLICIDAD EN 2020

Según últimos datos de la Comisión Nacional de los Mercados y Competencia, la publicidad inyectó 1.807 millones de euros en la industria audiovisual durante el 2020, un 16,8% menos que en 2019.

Imagen La TV paga volverá a crecer pero lentamente en América Latina

Compartir

La crisis que el Covid 2019 originó en el mundo tuvo sus repercusiones en la industria de los medios y más específicamente en la publicidad destinada a los mismos. Una tendencia que nació el año pasado es la apuesta por la publicidad digital en detrimento de la inversión publicitaria en los medios tradicionales como la televisión, la radio o la prensa. En España, la Comisión Nacional de los Mercados y Competencia (CNMC) reveló que la inversión publicitaria en la industria audiovisual española fue de 1.807 millones de euros durante el 2020, un 16,8% menos que en 2019.

Debido a esta gran caída, los ingresos por las cuotas de abonados a las televisiones de pago fueron por primera vez en España superiores a la publicidad. Por este concepto, las operadoras recibieron 1.917 millones de euros, cifra que también supone una caída respecto al ejercicio 2019 (-6,5%), pero mucho menor que la sufrida por la publicidad. Cabe remarcar que la CNMC no controla los ingresos de actores muy relevantes, como Netflix, HBO o Amazon Prime Video.

Como consecuencia de la caída del mercado publicitario en televisión en 2020, la diferencia entre los ingresos de las televisiones en abierto y las de pago aumentó. Estas últimas obtuvieron 675 millones de euros más que las primeras (2.114 millones vs. 1.438 millones).

El operador líder del mercado audiovisual en España es Movistar+, que ingresó el año pasado 1.594 millones de euros, gracias fundamentalmente a sus 3,9 millones de abonados. Es una cifra de negocios un 8,2% inferior a la registrada en 2019. De todos los grandes operadores, pese a esta caída importante, la filial de Telefónica es el que menos sufrió el año pasado los embates de la crisis.

Distinto es el panorama para Atresmedia y Mediaset, cuyos ingresos dependen en gran medida de la publicidad, aunque bien es cierto que están diversificando sus fuentes de negocio. Según los datos de CNMC, la primera de estas empresas ingresó el año pasado 643 millones de euros (-14%), mientras que la segunda se quedó en 603 millones (-18%). Las operadoras controladas por la CNMC ingresaron 1.917 millones de euros por las cuotas de sus abonados, frente a los 1.807 millones que produjo la publicidad.

El cuarto operador del mercado audiovisual fue Vodafone, con unos ingresos de 2020 de 184 millones de euros, un 8,5% menos (1,6 millones de abonados). Después está Orange, con 146 millones (-6,9%), que adelanta a la SER (121 millones), que sufrió un recorte de sus ingresos del 26%. En total, la industria audiovisual produjo unos ingresos el año pasado (sin contar subvenciones) de 3.852 millones de euros, lo que implica un retroceso interanual del 11,5%.