9 OCT 2020

EN INSTANCIA AÚN NO DEFINITIVA, ARGENTINA RECHAZA LA FUSIÓN DE DISNEY Y FOX

El dictamen de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) recomienda a la Secretaría de Comercio declarar nula la operación por considerarla dentro de los parámetros de la concentración económica.

Compartir

El dictamen de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) recomendó a la Secretaría de Comercio anular la fusión de Disney y Fox en Argentina, tal como fue formulada. Según el organismo, la operación restringe y distorsiona la concentración; al tiempo plantea que puede haber una excesiva concentración en canales deportivos y en la transmisión de los derechos televisivos del fútbol.

Ahora, el organismo le otorga un plazo de 15 días a Disney y Fox para que “efectúen las consideraciones que crean oportunas u ofrezcan soluciones que puedan mitigar los potenciales efectos sobre la competencia que surgen del presente informe de objeción”.

La autoridad de aplicación de la norma tiene tres opciones: autorizar la operación, subordinar el acto al cumplimiento de las condiciones que la misma autoridad establezca o denegar la autorización. 

También ordena convocar a audiencia especial para considerar las medidas que las compañías ofrezcan para cumplir con la orden oficial en la que sostiene que la fusión es perjudicial "para el interés económico general".

El dictamen expresado por la CNDC forma parte de un análisis preliminar sobre la operación, pero aún no constituye la decisión definitiva del gobierno argentino.

Vale destacar que en otros mercados de Latinoamérica, la operación se aprobó pero con condiciones de desinversión.

Antecedentes en Brasil y México

En el caso de Brasil, en un primer momento se había ordenado la venta de todos los activos vinculados a la señal deportiva Fox Sport para mitigar las preocupaciones referidas al mercado de "señales deportivas básicas". No obstante, el Conselho Administrativo de Defesa Econômica (CADE) terminó aprobando la fusión con ciertos condicionamientos que Disney deberá cumplir para evitar problemas competitivos. Según el organismo, la compañía se compromete a mantener la programación de Fox Sports, y sus respectivos derechos de transmisión, en el aire hasta enero de 2022. Durante este período, la compañía se comprometió a mantener Libertadores da América y otros torneos que forman parte de la red de radiodifusores deportivos. Desde principios de 2022, Disney será libre de regresar para negociar la marca Fox Sports en el mercado. A partir de ahí, también podrá transferir los torneos y competiciones mostrados por el canal a otras estaciones del grupo.

El caso de México es distinto porque la orden de desincorporar Fox Sports ha sido una de las condiciones impuestas por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) para autoriazar que Disney adquiera los activos de 21st Century Fox. Pero como el plazo otorgado para la venta se venció en dos oportunidades y no aparecen compradores, se resolvió extender los plazos y dar una nueva prórroga hasta el hasta el 4 de diciembre de 2020.