20 AGO 2020

PASADO, PRESENTE Y FUTURO DE LA INDUSTRIA DEL GAMING ONLINE

El uso de juegos online comenzó a proliferar en los años 90 como resultado de la adopción generalizada de Internet. Hoy en día, la industria es considerada como una de las de más rápido crecimiento en el planeta.

null

FIFA 93 - FIFA 21

Compartir

Aunque los prototipos de videojuegos fueron creados por científicos desde la década de 1950, la primera consola de videojuegos no estuvo disponible para los consumidores hasta los años 70. Posteriormente, el uso de juegos online comenzó a proliferar en los años 90 como resultado de la adopción generalizada de Internet. Hoy en día, la industria es considerada como una de las de más rápido crecimiento en el planeta.

Desde los “fichines” hasta la realidad virtual, la forma en que jugamos está cambiando radicalmente con el correr de los años. Esta infografía de Visual Capitalist rememora los humildes comienzos del mercado de juegos en línea y explora las posibilidades tecnológicas que impulsan su futuro.

En 1990, los juegos online ganaron popularidad rápidamente debido a la creciente disponibilidad de Internet. En 2003, se lanzó la tienda digital Steam, que permite a los jugadores comprar y reseñar juegos en línea, un hito clave dado que el modelo presentado por Steam en ese momento es uno de los más adoptados en la actualidad.

Un año después, en 2004, se lanzó "World of Warcraft", el primer juego multijugador masivo online (MMO) que eclipsa a más de 10 millones de suscripciones activas. Ese mismo año, "Counter Strike", otro gigante de los videojuegos en línea, saltó definitivamente a la fama cuando lanzó su versión 1.6, que continúa atrayendo a los fanáticos hasta el día de hoy.

En 2007, en pleno auge de los smartphones, la tendencia móvil también llegó a los videojuegos, que comenzaron a presentar opciones atractivas para pantallas pequeñas. Dos años después, Apple anunció la función de compras in-app para aplicaciones de iPhone, otra herramienta revolucionaria que es muy común en estos días.

Siguiendo la tendencia móvil, 2016 fue un punto de inflexión desde un punto de vista tecnológico: se lanzó el juego de realidad aumentada "Pokémon Go", que generó la mayor cantidad de ingresos recaudados por cualquier juego móvil en su primer mes y una fascinación mundial sin precedentes: la gente llenaba las calles de ciudades de todo el mundo en busca de estas criaturas ficticias.

A lo largo de todos estos años, además, hubo varios juegos online que fueron saliendo y marcaron un antes y un después en la industria de los videojuegos, como "League of Legends" (lanzado en 2009), "Minecraft" (2009), "Fortnite" (2017) y "Playerunknown's Battlegrounds" (2018), entre otros.

En 2019, Google lanzó Stadia, un servicio de juegos en la nube que permite a los jugadores jugar sin una consola. Este fue otro concepto revolucionario, ya que la plataforma es capaz de transmitir videojuegos de hasta 4K de resolución a 60 cuadros por segundo con soporte para alto rango dinámico a través de los numerosos centros de datos de la compañía en todo el mundo, siempre que los jugadores estén utilizando una conexión a internet de alta velocidad.

De esta manera, en solo tres décadas, los videojuegos pasaron de ser simplemente píxeles en movimiento a desarrollos complejos en una industria que no muestra signos de desaceleración. Para el futuro, el segmento móvil se posiciona como la próxima gran atracción dentro del negocio de los juegos.

Aunque todavía es un segmento relativamente nuevo de la industria, los juegos móviles se han desarrollado a una velocidad asombrosa, con 2.4 billones de personas que en la actualidad pasan tiempo jugando en dispositivos móviles. Parte de este crecimiento se puede atribuir a una experiencia de usuario innovadora y sin interrupciones que se basa en características interesantes como compras dentro de la aplicación y recompensas de fidelidad.

Con la era 5G a la vuelta de la esquina, estas consolas de juegos de bolsillo podrían transformar los juegos online y darle otro color a la industria. Otros conceptos, como la realidad virtual, los juegos en la nube y la personalización en tiempo real, también le darán forma al futuro del negocio y seguirán escribiendo la historia del gaming.