20 OCT 2022

Insatisfacción de los usuarios estadounidenses con los anuncios en los servicios de streaming

Un reporte de The Harris Poll señala que tres cuartas partes de los suscriptores adultos consultados manifestaron que no están satisfechos con la cantidad de anuncios en los servicios de streaming.

Compartir

La audiencia del streaming se debate entre malas experiencias publicitarias y las ofertas de suscripción a precios más bajos, según consigna una encuesta en línea realizada por The Harris Poll en octubre por encargo de Ad Age. Más de la mitad de los adultos estadounidenses se suscriben, al menos, a una plataforma de streaming de video. En estas plataformas, las audiencias reportaron insatisfacción con la experiencia publicitaria. A pesar de que la transmisión presenta cargas de anuncios mucho más ligeras que la televisión lineal, tres cuartas partes de los adultos estadounidenses dijeron que los streamers presentan demasiados comerciales.

Además, los consumidores se mostraon irritados por la frecuencia con la que se emiten los anuncios, ya que el 81 % de los 1045 encuestados dijeron que ven los mismos anuncios con demasiada frecuencia. Otro 70% dijo que no estaba interesado en comprar productos anunciados en las plataformas. A pesar de esto, menos de una cuarta parte de los encuestados se mostraron dispuestos a pagar más por una experiencia de streaming sin publicidad: el costo de la suscripción fue la principal consideración al comprar una plataforma en la mayoría de los grupos demográficos.

La suscripción a los anuncios de HBO Max cuesta USD 9.99 al mes, mientras que Paramount+ y Peacock cuestan USD 4.99 al mes. Disney+ anunció en agosto que su versión con anuncios agregados costará USD 7.99 mensuales cuando se lance en diciembre, y la compañía aumentará el precio mensual con anuncios agregados de Hulu en USD 1 para igualar. La versión con publicidad de Netflix costará USD 6.99 cuando se lance el próximo mes. Suscribirse a los seis generaría un gasto de USD 42,94 por mes.

Una experiencia personalizable surgió como el principal deseo de los consumidores de streaming, con un 38% señalando que las plataformas que permiten a los usuarios agrupar contenidos de otros streamers, como Prime Video o Apple TV, resultan más atractivas que comprar suscripciones individuales; y un tercio consideró preferibles las plataformas en combo. Los paquetes fueron especialmente favorecidos entre los grupos demográficos integrado por Millennials y de la Generación Z.

La clave para combatir el desánimo de los consumidores con los anuncios puede residir en empoderar a los espectadores con opciones sobre cómo se les muestran los anuncios. Si bien la mayoría de los adultos dijeron que no participarían con un código QR o interacción en pantalla a cambio de recibir un descuento, lo harían para recibir una experiencia sin publicidad durante el resto de una película o episodio de una serie. Esto se alinea con la opinión predominante de que los anuncios deben mostrarse antes de la programación, pero no durante.

Los usuarios estadounidenses también se mostraron más receptivos a los anuncios que se alinean con el contenido que están viendo: un 60% sostuvo que prefieren ver comerciales que se sientan auténticos al programa, y casi la mitad opinó que le gustaría ver a los talentos de los programas aparecer en los anuncios.

Otro dato que emergió es que las marcas deberían buscar el modo de adaptar sus anuncios a los dispositivos que las personas usan para transmitir contenido. Si bien la gran mayoría de las audiencias transmiten contenido a través de un Smart TV, los más jóvenes también lo ven en sus dispositivos móviles, especialmente el 72 % de la Generación Z y el 75 % de los Millennials.