Ancine lanzó una línea de crédito para el sector audiovisual brasileño

Será de R $215 millones y estará financiada por el Banco Nacional de Desenvolvimento Econômico e Social (BNDES) y el Banco Regional de Desenvolvimento do Extremo Sul (BRDE).

Compartir

La Agência Nacional do Cinema (Ancine) publicó en el Diário Oficial da União la resolución de la Comisión Gestora del Fondo Sectorial del Audiovisual autorizando la entrada en vigor de la nueva línea de crédito aprobada por R$ 215 millones. La línea de financiamiento será ejecutada a través del Programa PROINFRA y su operación estará a cargo del Banco Nacional de Desenvolvimento Econômico e Social (BNDES) y el Banco Regional de Desenvolvimento do Extremo Sul (BRDE).

La iniciativa fue estructurada en tres modalidades: 1) Infraestructura; 2) Nuevas Tecnologías, innovación y accesibilidad; y 3) Capital de trabajo. Cada una de ellas con diferentes condiciones marco, costos financieros y límites de contribución.

Infraestructura: esta modalidad tiene como elementos financiables la implantación, modernización y ampliación de los activos necesarios para la producción, postproducción, distribución, programación, exhibición y comercialización de contenidos audiovisuales en Brasil. Se otorgarán aportes en el monto mínimo de R$ 500 mil, con costo financiero equivalente a la tasa de referencia del 4% anual, y plazo de pago de hasta 10 años, con período de gracia de hasta 24 meses.

Nuevas Tecnologías, Innovación y Accesibilidad: en esta modalidad, son partidas financiables las inversiones necesarias para la ejecución de proyectos de modernización y ampliación de activos que representen desarrollo y actualización tecnológica, que podrán incluir la adquisición de equipos importados y la contratación de servicios. Las inversiones para el desarrollo de soluciones de accesibilidad también son financiables. Se otorgarán aportes en montos entre R$ 1 millón y R$ 5 millones, con costo financiero equivalente a la tasa de referencia más 0,5% anual, y plazo de pago de hasta 10 años, con período de gracia de hasta 24 meses.

Capital de trabajo: esta modalidad considera como partidas financiables los gastos con nómina, proveedores y otros gastos de operación para mantener el core business de las empresas, así como el desarrollo y producción de contenidos audiovisuales brasileños; la adaptación de obras audiovisuales brasileñas a nuevos formatos; el desarrollo de juegos electrónicos; la comercialización de obras audiovisuales en salas de exhibición y canales de distribución; programación, incluidas las licencias de contenido y el empaquetado de contenido audiovisual. Se realizarán aportes en el monto mínimo de R$ 500 mil, con costo financiero equivalente a la tasa de referencia más 8% anual, y plazo de pago de hasta 5 años, con período de gracia de hasta 12 meses.

Con los montos de esta línea de crédito sumado a los recursos ya disponibles a través de las seis Convocatorias Públicas PRODECINE, destinadas a la selección de largometrajes para el cine, Ancine ya colocó en el mercado más de R$ 700 millones en recursos del Sectorial Fondo de Audiovisual para inversiones en audiovisual brasileño en 2022. Además, la agencia inició este mes de mayo el lanzamiento de las Convocatorias PRODAV, dirigidas a la selección de películas y series para televisión y VoD.