España: la CNMC objeta contenidos de las plataformas de intercambio de video en redes sociales

La preocupación por la exposición de los menores a contenidos audiovisuales en redes sociales que perjudiquen su desarrollo físico y mental continúa siendo alta, según los datos del Panel de Hogares de la CNMC.

Compartir

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) de España ha expresado su preocupación por ciertos contenidos de  plataformas como Youtube, Tik Tok, Instagram TV o Twitch y ha pedido, de forma reiterada, establecer reglas concretas para estos prestadores que podrían, así, estar sujetos al cumplimiento de la regulación audiovisual relativa, entre otros aspectos, al contenido y a su calificación por edades, al control parental y a la publicidad.

Las conclusiones del último Panel de Hogares, dedicado a la protección del menor en el entorno audiovisual, asegura que uno de cada tres hogares con menores que conoce las herramientas de control parental las utiliza en las plataformas de intercambio de vídeos como Twitch o TikTok. Esta cifra es similar al uso de filtros en Netflix, Amazon o HBO (30,7%), pero la cifra se reduce drásticamente para los contenidos de televisión (11,9%). 

Aunque la mayoría de los hogares conoce las herramientas que bloquean o filtran los contenidos audiovisuales que ven los menores (el 70% de los hogares con hijos menores o que se hacen cargo de menores habitualmente), siguen siendo pocos los que las utilizan. Lógicamente, el uso de herramientas de control parental es más habitual cuando hablamos de plataformas de intercambio de videos (Youtube, Twitch, TikTok, IGTV) y de servicios de vídeo bajo demanda (Netflix, Amazon Prime Video, HBO), que cuando se trata de contenidos en televisión, sobre todo en abierta.

La preocupación por la exposición de los menores a contenidos audiovisuales que perjudiquen su desarrollo físico y mental continúa siendo alta, según los datos del Panel de Hogares. En función de la edad de los menores, el motivo de preocupación cambia ligeramente. Los contenidos violentos son los que más preocupan a los hogares con hijos de entre 0 y 6 años; mientras que las conductas peligrosas, que pueden ser imitadas por los menores, son el tipo de contenido que genera más preocupación entre los hogares con hijos de 7 a 15 años.

También es destacable que menos de un 25% de los hogares con hijos menores o que habitualmente se encargan de menores, conoce las formas para reclamar o protestar sobre los contenidos audiovisuales para niños y adolescentes. En esta línea, solamente un 5% de los hogares con menores y que conocían de esta posibilidad, han reclamado/protestado en los dos últimos años sobre los contenidos audiovisuales para niños y adolescentes.