11 MAY 2020

TELEFÓNICA DEFINE COMO “LIMITADO” EL IMPACTO COMO CONSECUENCIA DEL COVID-19

La compañía se apoya en la calidad de sus redes, en su posición de liquidez y en la fortaleza de su balance para hacer frente a los efectos de la pandemia.

Compartir

El impacto del COVID-19 en los resultados del primer trimestre del año ha sido limitado para Telefónica, quien registró efectos positivos y negativos en el negocio, con una mayor presión en el segmento de consumo (prepago móvil, roaming, menores ventas en tiendas) y de empresas (SMEs y administraciones, empresas de sectores más expuestos, actividad comercial), aunque también recibió una mayor demanda de servicios, como en el caso de la conectividad y los contenidos.

“La crisis del COVID-19 afectó profundamente a las sociedades en las que operamos. La misión de Telefónica de ‘hacer nuestro mundo más humano, conectando la vida de las personas’ ha cobrado más relevancia que nunca. En una situación extraordinaria y totalmente inesperada, las redes de telecomunicaciones se han convertido en esenciales”, remarcó José María Álvarez-Pallete, presidente ejecutivo de Telefónica.

“Nuestra prioridad durante esta emergencia social han sido las personas: proteger la salud de nuestros equipos – con el 95% de la plantilla teletrabajando- y a la vez garantizar la conectividad para las personas, los negocios, las administraciones públicas y en definitiva para la sociedad”, agregó.

CRECIMIENTO Y BALANCE

Como aspectos destacados de su informe, Telefónica comunicó que las redes de la compañía han demostrado su robustez y fiabilidad ante picos de tráfico sin precedentes, en un contexto en el que tanto la conectividad como la digitalización de las diferentes estructuras sociales, económicas y sanitarias, han resultado ser críticas.

Por otra parte. Telefónica implementó un conjunto de medidas destinadas a apoyar a sus distintos grupos de interés en su lucha contra los efectos de la pandemia. La compañía colaboró activamente con las autoridades e instituciones sociales y sanitarias y activó planes de protección y apoyo a empleados, clientes y proveedores.

Los ingresos alcanzan 11.366M€ en primer trimestre del año y se reducen un 1,3% interanual en términos orgánicos (-5,1% reportado, principalmente por el efecto divisa). Los ingresos agregados de los cuatro operadores clave de la compañía se mantienen estables en términos orgánicos, con crecimientos del 3,8% en Alemania y del 1,5% en Reino Unido.

El OIBDA agregado de los cuatro mercados principales aumenta el 0,8% hasta marzo en términos orgánicos. En términos reportados, el OIBDA del Grupo se reduce el 11,8%, afectado principalmente por la evolución de las divisas, los cambios en el perímetro y por 189M€ de plusvalías por la venta de activos registradas en el primer trimestre de 2019. Los impactos del OIBDA se ven reflejados igualmente en el beneficio neto (-56,2%). La deuda se sitúa en 38.223M€ a cierre de marzo y se reduce un 5,3% con respecto a marzo de 2019.

 

Nuestra prioridad durante esta emergencia social han sido las personas: proteger la salud de nuestros equipos – con el 95% de la plantilla teletrabajando- y a la vez garantizar la conectividad de la sociedad ” José María Álvarez-Pallete Presidente ejecutivo de Telefónica