7 FEB 2022

¿Cuáles son las principales tendencias en TV Satelital y Paga de América Latina?

Un informe de Intelsat explica cómo las tendencias en tecnología, infraestructura y demanda de espectadores están influyendo en las oportunidades de TV Paga en América Latina.

Compartir

Las tendencias generales del mercado de TV Paga para América Latina están mejorando. A medida que avanza la recuperación económica, con un crecimiento del 4,9% esperado en 2021, muchos inversionistas y broadcasters ven un buen potencial de mercado para América Latina. Así lo señala el reporte "Tendencias de TV Satelital y Paga en América Latina: las 5 cosas que debes saber", elaborado por Intelsat.

El satélite está desbloqueando el importante potencial multicanal de América Latina.
Antes de 2020, la TV Paga disminuyó en general debido a factores como la piratería, la inflación, los mercados más pequeños y el corte de cable, pero la tendencia se invirtió en muchos mercados el año pasado. Por ejemplo, el mercado de TV Paga de México aumentó 3,2% en 2020. Además, se proyecta que los ingresos por servicios de cable en Perú aumentarán 9,7% hasta 2029. Gran parte de este crecimiento se debe a las actualizaciones de la infraestructura, como la incorporación de más conexiones por cable y IPTV en algunos países. La distribución por satélite está ayudando a los programadores a capitalizar estas tendencias de crecimiento porque es la forma más confiable de expandir la calidad y el alcance del contenido.

- Las ganancias de la televisión digital están ayudando a solidificar la demanda de distribución satelital a medida que la infraestructura de banda ancha fija se queda atrás.
Se espera que el acceso a la televisión digital crezca sustancialmente en los próximos 10 años gracias al desarrollo de la TDT, la digitalización del cable y los paquetes de bajo costo. Para 2028, 67,8% de las viviendas con televisión podrán acceder a las señales de TDT. Para los operadores, es más rentable y confiable entregar video vía satélite que 4G. La infraestructura de banda ancha fija sigue siendo débil, lo que empuja a los espectadores a las opciones tradicionales de TV Paga, que generalmente se brindan por satélite. Además, ahora más espectadores acceden al video a través de banda ancha móvil, lo que genera altos cargos por ancho de banda y mala calidad, lo que no es una opción sostenible.

- El potencial de ingresos publicitarios es mayor que cualquier otra solución de distribución.
La capacidad de llegar a un gran número de espectadores con atractivos listados de canales crea lucrativas oportunidades publicitarias. Los servicios tradicionales de TV Paga ofrecen una fuente de publicidad más confiable en comparación con otras opciones que no son de broadcast. Se espera que la publicidad en televisión crezca de USD 7,9 mil millones a USD 9,1 mil millones hasta 2024, mientras que se proyecta que la publicidad en Internet alcance solo USD 443 millones en el mismo período de tiempo.

- El crecimiento de OTT en realidad está mejorando la cuota de mercado de TV Paga.
La proliferación de opciones de transmisión lineal es más una oportunidad que una amenaza, especialmente porque muchos programadores de primer nivel incluyen servicios OTT con suscripciones de TV Paga existentes para aumentar la retención de espectadores. A medida que OTT y la transmisión de video se expanden al ritmo del mercado de telefonía móvil de América Latina, hay más oportunidades de combinar los servicios más nuevos con TV paga y entregarlos de manera más confiable a un menor costo por satélite. La tendencia al alza es fuerte: para 2025, OTT representará 9,7% del mercado de TV Paga.

- Intelsat está superando con creces a todas las demás opciones de distribución en la entrega de contenido.
La compañía ofrece el doble de contenido que cualquier otro operador en América Latina y nuestros cuatro satélites transmiten la mayoría de los principales canales de la región. Dada la alta calidad y la variedad de programación que ofrecemos, Intelsat captura naturalmente más espectadores en toda la región que los competidores. Como líder indiscutible, Intelsat llega a más de 2.700 operadores de TV paga con plena penetración de cable en toda la región. Además, la flota lleva el doble de contenido de banda C en comparación con la competencia. Más específicamente, sus cuatro satélites transmiten a 46,6 millones de suscriptores de cable, lo que convierte a Intelsat en el número 1 en distribución de cable para la región.

El informe concluye destacando los principales beneficios del satélite: una oferta de acceso a los espectadores a más canales en más idiomas regionales; cobertura de una mayor extensión de la región que los métodos basados en Internet y conectividad con otras regiones; mayor flexibilidad y capacidad para llegar a las audiencias donde se encuentran, llevándoles una programación de mayor calidad; y confianza a los broadcasters en la sostenibilidad de sus modelos de negocio.

De acuerdo con Intelsat, el satélite sigue siendo el verdadero facilitador de la distribución de TV paga en América Latina, ofreciendo el tipo de alcance, confiabilidad, calidad y potencial de ingresos que los distribuidores necesitan para hacer avanzar sus estrategias de medios.

Notas relacionadas