17 JUN 2022

CNMC de España busca sancionar a Telefónica por incumplimientos en la compra de Canal+

El 22 de abril de 2015, la CNMC autorizó la operación de concentración, condicionada a que Telefónica cumpliera una serie de compromisos, prorrogados por un periodo adicional de tres años en 2020.

Imagen Telefónica refuerza sus operaciones en América Latina

Compartir

La Comisión Nacional de los Mercados y Competencia (CNMC) ha incoado expediente sancionador contra Telefónica de España por posible incumplimiento de los compromisos adquiridos en el marco de la operación de concentración de DTS, matriz de la antigua Canal+, llevada a cabo en el año 2015. Según informó el organismo y reportó el diario El País, la autoridad reguladora señala que esta resolución forma parte de su labor de vigilancia para verificar que Telefónica cumple con los compromisos ofrecidos para la aprobación de la toma del control exclusivo de DTS (la antigua Sogecable), según indicó este viernes en un comunicado. Las obligaciones asumidas por Telefónica tienen por objetivo preservar la competencia en los mercados afectados por la operación de concentración.

El 22 de abril de 2015, la CNMC autorizó la operación de concentración, condicionada a que Telefónica cumpliera una serie de compromisos, prorrogados por un periodo adicional de tres años en 2020. Entre dichas obligaciones para Telefónica está la remisión de información. En este caso, el regulador argumenta que la incoación del expediente sancionador se produce porque la propia autoridad reguladora, en julio de 2021, declaró la existencia de indicios de incumplimiento de dicha obligación de remisión de información. En este caso se trataba de información fundamental para verificar el cumplimiento del compromiso que garantiza la replicabilidad efectiva por parte de terceros operadores de televisión de pago de las ofertas minoristas que incluyen los canales premium de Telefónica objeto de la oferta mayorista. La CNMC precisa que la incoación de este expediente no prejuzga el resultado final de la investigación. Se abre ahora un periodo máximo de tres meses para la instrucción del expediente y para su resolución.

El organismo presidido por Cani Fernández ya impuso una sanción de 15,5 millones de euros a Telefónica y a la antigua DTS por los pactos que se formalizaron en el verano de 2012 para los derechos de retransmisión de LaLiga y la Champions League durante las siguientes tres temporadas, cuando la operadora no había adquirido aún a la plataforma de televisión de pago. Asimismo, multó en 2019 con 1,5 millones de euros a Telefónica por incumplir una de las condiciones de su fusión con DTS, relativa a los precios que cobró a sus rivales por el canal Movistar el Partidazo en la temporada 2016/2017.