4 MAY 2022

La TV paga brasileña alcanza el menor número de suscriptores en una década

Datos divulgados por la Anatel demuestran que la TV paga en Brasil terminó marzo con 13,3 millones de suscriptores, 100 mil menos que en febrero.

Compartir

En Brasil, la TV paga perdió 100 mil clientes en marzo, totalizando una caída de 236 mil suscriptores en el primer trimestre de 2022. La base al cierre de marzo, según datos difundidos por la Agência Nacional de Telecomunicações (Anatel), era de 13.295 millones de accesos, considerando únicamente los clientes de servicio pago. En el periodo de 12 meses, el churn fue del 7,27%.

La base total computada por Anatel, que incluye planes gratuitos vía satélite, con sólo canales abiertos y obligatorios, llega a 15,63 millones de accesos. La caída entre los conectados al servicio gratuito es aún más pronunciada que entre los abonados al servicio de pago. En el primer trimestre, la base libre se contrajo en 289 mil conexiones, de 2.629 millones a 2,34 millones.

En el servicio de pago, la distribución de fibra óptica, que venía mostrando una tendencia alcista, mostró un ligero descenso por tercer mes consecutivo. En el primer trimestre, la base de esta tecnología se redujo en 31 mil suscripciones trimestrales a 1.322 millones de clientes.

El satélite, que también mantuvo una tendencia de crecimiento hasta febrero, comenzó a perder base en el tercer mes del año, pasando de 6.738 millones a 6.707 millones de clientes de servicios de pago.

La región Nordeste continúa siendo la única con aumento en la base de servicios pagos: creció 0,7% en el mes y 7,8% en el período de 12 meses a 1.933 millones.

Entre los operadores más grandes, Sky Brasil perdió 32 mil clientes, alcanzando los 4.174 millones de suscriptores; Oi TV pasó de 1,79 millones a 1,8 millones de clientes de pago en un mes. Aquí vale destacar que con la migración de la base de Oi a Sky, a la espera de la aprobación de Cade, el mayor operador de DTH del país podría convertirse en el más grande entre todas las tecnologías con casi 6 millones de suscriptores. Por su parte, Claro Brasil vio reducir su base a 5.838 millones, perdiendo 134 mil suscriptores, de los cuales 55 mil son de cable; mientras que Vivo TV se mantuvo ligeramente por encima de los siete dígitos, con 1,1 millones de abonados.