14 FEB 2020

LOS HOGARES OTT DE EE.UU. INVIERTEN UN 19% DEL TIEMPO EN VIDEO STREAMING

Un estudio de Nielsen dice que el 93% de los consumidores estadounidenses sostiene que aumentará o mantendrá los servicios contratados. También revela que un 20% de ellos asegura haberlos cancelado tras visto todo el contenido de su interés.

Compartir

Según una edición especial de "Streaming Wars" de Nielsen Total Audience Report, los consumidores norteamericanos de hogares con capacidad OTT están invirtiendo casi un quinto (19%) de su contenido de video streaming en base a modelos de suscripción paga o soportada con publicidad. Netflix representó el 31% de este tiempo, seguido de YouTube (21%), Hulu (12%) y Amazon (8%).

Se trata de una cantidad considerable de la torta de audiencias de los medios, especialmente si consideramos que el video streaming solo existe desde un período de tiempo relativamente corto. Eso sin mencionar que el servicio constituye una excelente oportunidad para llegar fácilmente a los consumidores en la era digital, utilizando interfaces que les resulten familiares y cómodas.

El informe también señala que el 60% de los estadounidenses se suscribe a más de un servicio de video streaming pago. Una noticia especialmente interesante para las plataformas que ingresan al mercado es que el 93% de esos consumidores dicen que aumentarán o mantendrán sus servicios existentes. Según los encuestados, el precio es el atributo vital para un servicio de transmisión de calidad. Esto impulsa a las plataformas para satisfacer el retorno de la inversión de los clientes y, al mismo tiempo, es lo suficientemente asequible para el resto de sus hábitos de medios. De hecho, cuando se les preguntó qué les hizo cancelar un servicio de suscripción de video pago, el 42% dijo que no lo usaron lo suficiente como para justificar el costo.

La interactividad, con una experiencia de usuario amigable, juega un papel clave para los servicios de streaming y ocupa el segundo lugar en importancia para el consumidor. Es posible que las frustrantes experiencias de los usuarios o las interfaces difíciles de navegar no sean un buen augurio para la retención de suscriptores, especialmente cuando internet ha cultivado una cultura de conveniencia y los consumidores tienen una gran cantidad de otras opciones de medios disponibles. Por supuesto, el contenido también es de gran importancia para los consumidores, ya que su variedad y disponibilidad se ubica entre los tres principales atributos del streaming de video.

Si bien existen innumerables atributos que hacen que un servicio de video streaming sea atractivo para los usuarios, el contenido es lo que finalmente les hace escribir su número de tarjeta de crédito y presionar "Enter". Las cuatro razones principales por las que los participantes de la encuesta decidieron suscribirse a servicios de streaming adicionales se basaron en la posibilidad de expandir el contenido que tenían disponible.

El informe de Nielsen remarca que, si bien el contenido siempre ha sido el rey, con el crecimiento del video streaming los creadores de contenido y los propietarios de derechos tienen más poder. "Las plataformas deben ser capaces de mantener los programas que el público desea y, al mismo tiempo, ofrecer otros nuevos y atractivos para mantenerlos interesados. Dondequiera que vaya un buen contenido, los suscriptores lo seguirán. Cuando ese contenido se agote, no se sorprenda cuando algunos de los suscriptores también lo hagan: el 20% de los consumidores consultados afirmaron que cancelaron el servicio contratado tras visto todo el contenido de su interés". sostiene, al tiempo que advierte que si no continúan evolucionando ni expandiendo sus bibliotecas de contenido, los consumidores podrían reemplazarlas.